Natural Zone
Reintegrándote con nuestro Ambiente. Reintegrándote con nuestro Ambiente.
Síguenos en Facebook

Las áreas verdes en las ciudades son espacios con vegetación y otros elementos naturales que cumplen funciones ambientales importantes, y además de mejorar nuestra calidad de vida, nos ofrecen espacios de recreación y esparcimiento.

La Organización Mundial de la Salud recomienda una superficie mínima de 9 m2 de área verde por cada habitante que vive en una ciudad, además sugiere contar con un diseño urbano que comprenda espacios verdes accesibles a 15 minutos a pie de las viviendas (Naciones Unidas 2010).

Las áreas verdes bien manejadas y planificadas tienen una predominancia de especies de vegetación nativa (tanto árboles como arbustos), es decir especies características de un lugar, promoviendo su valoración y conservación. El Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba (2017), indica que las principales funciones ambientales que cumplen los espacios verdes, y que son esenciales para nuestro bienestar, son:

1) Absorción de dióxido de carbono (CO2), transformándolo en oxígeno (O2).

2) Retención de partículas de polvo, gracias a su follaje, reduciendo la dispersión de contaminantes en la atmósfera. 

3) Regulación de la humedad y temperatura, contrarrestando los efectos de “isla de calor” por el predominio de asfalto, pavimento y concreto.

4) Reducción y control de la erosión del suelo, ya que sus raíces crean permeabilidad en el suelo, filtran el agua hacia el subsuelo, reduciendo la escorrentía y por ende las inundaciones y desbordes.
         

5) Actúan como un filtro acústico, reduciendo la contaminación acústica generada por el tráfico vehicular, comercios, industrias, etc.

6) Funcionan como cortinas rompe viento. 

7) Captan y absorben el agua de lluvia 

8) Aportan al equilibrio del ciclo del agua, a través de sus procesos de transpiración y evapotranspiración

9) Son fuente de recurso y refugio para la fauna urbana (aves, murciélagos, insectos, etc.), promoviendo a su vez los servicios ecosistémicos que ésta nos brinda: dispersión de semillas, control natural de plagas, polinización, etc.

Las áreas verdes también tienen un valor económico y cultural, ya que por un lado los barrios con propiedades y terrenos rodeados o cerca de áreas verdes aumentan su valor económico, el mantenimiento de estas áreas genera empleos, los parques urbanos generan potencial turístico; mientras que por otro lado las áreas verdes embellecen la ciudad mejorando su aspecto visual, crean un ambiente agradable promoviendo la interacción social, mejoran la calidad de vida de las personas, cuando son espacios grandes ofrecen recursos para hacer investigación y educación ambiental promoviendo y generando la conciencia ecológica en la población, las especies nativas son elementos de identidad cultural de las comunidades humanas así como los árboles exóticos representan parte de la historia del crecimiento urbano (Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba 2017)

Figura 1. Jardín Botánico Martín Cárdenas de la ciudad de Cochabamba

Además, el contacto con las áreas verdes está directamente asociado con los beneficios para la salud mental. Un estudio realizado en Escocia, a través de la medición de cortisol salival (una hormona producida por los riñones que se libera como respuesta al estrés), encontró una relación directa entre los niveles más altos de estrés en las personas que viven en zonas sin áreas verdes, y viceversa, lo que indica que vivir en zonas con un mayor porcentaje de áreas verdes se asocia con niveles más bajos de estrés (Roe et al. 2013).

Otros beneficios importantes de las áreas verdes es que fomentan la creatividad, desarrollan las capacidades mentales, afectivas y físicas de las personas, ayudando a mejorar la longevidad y calidad de vida de las mismas, ya que los parques, jardines y espacios verdes con árboles frondosos, son auténticos oasis en medio de la selva de cemento, funcionando como recursos valiosos para mejorar la salud y bienestar (Takano et al. 2002, Maas et al. 2006, Isan 2014).

Por otro lado, también se ha reportado que las áreas verdes en las ciudades pueden tener un impacto positivo en la disminución de la delincuencia (Vega Campos y Alvarado Mendoza 2015), principalmente por dos motivos: el primero está enfocado a que los espacios verdes invitan a salir y darle más vida a las calles, lo que en cierto modo aumenta la vigilancia y los criminales se sienten observados, y el segundo motivo está relacionado a que los espacios verdes mitigan los precursores psicológicos de la violencia, ya que mientras más verde es el entorno, menos agresividad sentimos (Gonzáles 2018).

Figura 2. Jardín Botánico de la Ciudad de Santa Cruz

A pesar de que en Bolivia contamos con áreas verdes urbanas en nuestras ciudades que vale la pena conocer, visitar, valorar y disfrutar (cuadro 1); por un lado éstas se encuentran cada vez más reducidas por el crecimiento urbano no planificado, mientras que por otro, muchas “áreas verdes” no tienen árboles ni vegetación nativa, solo cuentan con algo de pasto y flores en el mejor de los casos, varias de éstas áreas tienen estructuras llamativas, juegos para niños y hasta gimnasios para adultos, pero cuentan con muy poca vegetación, por lo que es importante reflexionar en varios aspectos:

1) El crecimiento urbano no planificado no es un tema que debe desarrollarse sólo desde el ámbito político (gobernación, alcaldías, subalcaldías, etc.), si bien estas instancias son las que toman las decisiones finales y destinan los presupuestos, nosotros como ciudadanos también debemos interesarnos e involucrarnos en esta planificación, pidiendo que se respeten las áreas verdes arboladas o que se habiliten espacios para las mismas, y que se mejoren las que ya existen, plantando árboles y vegetación nativa.

2) Es importante que todos, tanto autoridades políticas como ciudadanos, repensemos el concepto de áreas verdes, tomando en cuenta que además de juegos, gimnasio y otros elementos de recreación, la vegetación (árboles, arbustos, flores, etc.) deberían ser los protagonistas de las áreas verdes en las ciudades por todos los beneficios que nos brindan y que fueron explicados anteriormente.

3) Si bien contamos con algunas áreas verdes arboladas en varias ciudades del país, todavía siguen siendo pocas tomando en cuenta el tamaño y la cantidad de habitantes de cada ciudad, por lo que será importante pedir a las autoridades correspondientes la habilitación de espacios destinados a éstas, y organizarse por sectores para ayudar con el mantenimiento básico (limpieza, plantado de árboles, etc.).

 

Cuadro 1. Algunas áreas verdes Arboladas por ciudades de Bolivia

APM=Áreas Protegida Municipal, PNP=Patrimonio Natural Paisajístico

Promover la valoración y el cuidado de las áreas verdes en las ciudades es un deber de todos, ya que nuestro bienestar depende de ellas.

Figura 3. Patrimonio Natural Paisajístico Valle de la Luna en la ciudad de La Paz.

REFERENCIAS

Gobierno Autónomo de la Ciudad de Cochabamba (2017). Manejo Integral del Arbolado Municipal en Cochabamba: Guía Técnica - Didáctica Silvicultura. Plan Maestro de Forestación y Reforestación Municipal – 2017. 83 pp.

Gonzáles, Victoria. (2018). En los barrios verdes hay menos delincuencia. [En línea] [Citado en Marzo de 2018] Disponible en https://www.muyinteresante.es/naturaleza/articulo/en-los-barrios-mas-verdes-hay-menos-delincuencia-281470640165

Isan, Ana. (2014). La importancia de los espacios verdes en Ciudades. [En línea] [Citado en 2014] Disponible en https://www.ecologiaverde.com/la-importancia-de-los-espacios-verdes-en-las-ciudades-272.html

Maas, Jolanda; Verheij, Robert A.; Groenewegen, Peter P.; de Vriers, Sjerp y Spreeuwenberg, Peter. (2006). Green Space, urbanity and health: how strong is the relation?. J Epidemiol Community Health 60(7): 587-592.

Naciones Unidas CEPAL (2010). Objetivos de Desarrollo del Milenio: El progreso de América Latina y el Caribe hacia los objetivos de desarrollo del Milenio. Desafíos para lograrlos con Igualdad. Impreso en Naciones Unidas, Santiago de Chile. 417 pp. [En línea] [Citado en Agosto de 2010] Disponible en https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/2977/S2010622_es.pdf;jsessionid=8DD2C38E6FE0DB7CFE31A7C86A1279AD?sequence=1
Roe, Jenny; Ward-Thompson, Catharine; Aspinall, Peter; Brewer, Mark; Duff, Elisabeth; Miller, David; Mitchell, Richard y Clow, Angela. (2013). Green Space and Stress: Evidence from Cortisol Measures in Deprived Urban Communities. Int. J. Environ. Res. Public Health 10: 4086-4103.

Takano, T., Nakamura, K. y Watanabe M. (2002). Urban residential environments and senior citizens’ longevity in megacity areas: the importance of walkable green spaces. J Epidemial Community Health 56: 913-918.

Vega-Campos, Miguel Angel y Alvaro-Mendoza Hemer. (2015). Capítulo 18: El impacto del programa Gubernamental Rescate de Espacio Públicos en la Prevención de Conductas Antisociales y de Riesgo en el Municipio San Luis de Potosí, México. En: Pp. 277-292. Rogelio-Flores, Félix; Vidrio-Barón, Susana; Llamas-Aréchica, Beatriz y Flores-González, Rubén (Eds.). Innovaciones y puntos claves para el desarrollo de las organizaciones. Competitividad, calidad, educación, conocimiento, responsabilidad social, finanzas. Competitive Press, S.A. de C.V. 352 pp.

POR FAVOR RESPETA EL TRABAJO DEL AUTOR. Cita el artículo de acuerdo a la Norma ISO 690-2:

Barboza-Marquez, Kathrin. (2018). La importancia de las áreas verdes en las ciudades. [En línea] [Citado el 13 de abril de 2010] Disponible en http://www.natzone.org/index.php/component/content/article/17-frontpage-blog/diversidad-biologica/417-la-importancia-de-las-areas-verdes-en-las-ciudades02?Itemid=101

 

TwitterShare on TumblrSiempre que hay un flujo de electricidad, se crean campos eléctricos y magnéticos junto a los conductos que la transportan, as
TwitterShare on TumblrEl Registro Nacional de Consultoría Ambiental (RENCA) es un servicio de la Autoridad Ambiental Competente Nacional (AACN), cuya
TwitterShare on TumblrDebido a la gran importancia que tienen los humedales por su recarga de acuíferos, depuración de aguas, conservación y soport
TwitterShare on TumblrLa explotación de hidrocarburos en áreas protegidas es permitida dentro del territorio boliviano, debido principalmente al val