Natural Zone
Reintegrándote con nuestro Ambiente. Reintegrándote con nuestro Ambiente.
Síguenos en Facebook

Las estrategias para alcanzar una adecuada gestión de la demanda del agua pueden variar dependiendo del sistema y su población, pero todas están dirigidas a la reducción del volumen demandado buscando una eficiencia mayor para todo el sistema.

La gestión de la demanda de agua es el conjunto de estrategias y actividades enfocadas a modificar el consumo del recurso (reducir) sin influir en la calidad de vida o actividades de los usuarios del sistema de distribución del recurso natural. (Si deseas saber sobre la gestión de la demanda de agua y la gestión de la oferta, visita nuestro articulo al respecto: http://www.natzone.org/index.php/component/content/article/16-frontpage-blog/educacion-ambiental/427-gestion-de-la-demanda-vs-gestion-de-la-oferta-de-agua?Itemid=101 )

Desde un punto de vista práctico, la gestión de la demanda de agua abarca sus actividades a la mejora de la eficiencia técnica del uso de agua y la eficiente asignación del recurso disponible para el uso en el sistema (Trategies for Managing Water Demand, 2003). Las estrategias para alcanzar estas actividades pueden variar dependiendo del sistema y su población, pero todas están dirigidas a la reducción del volumen demandado buscando una eficiencia mayor para todo el sistema.

El aspecto en común de las dos actividades previamente mencionadas yace en que ambas pueden lograrse con la inducción de un cambio en los puntos de uso finales. Es decir, mejorar la eficiencia de los equipos que proveen agua en domicilios, de esta manera se asegura un servicio en el cual los usuarios pueden llevar a cabo sus actividades de manera normal con un menor volumen del recurso (Exploring Tradeoffs in Demand-side and Supply-side Management of urban Water Resources Using Agent-Based Modeling and Evolutionary Computation, 2015).

Para lograr estos resultados existen diferentes estrategias, todas enfocadas a reducir el consumo de agua en los puntos de uso finales.

Imagen 1 – Estrategias enfocadas a la gestión de la demanda de agua

lkjgfdcvb.jpg

Fuente: Realización propia (Mutamba, 2016)

Entre algunas de las estrategias existentes, ilustradas en la Imagen 1, se encuentran:

  • La administración y eliminación de perdidas; este punto hace referencia a las pérdidas que puedan llevarse a cabo dentro del sistema de distribución, desde fugas en tuberías hasta conexiones clandestinas.
  • Los cambios en los patrones de uso de agua; esta estrategia se refiere al cambio en el comportamiento de los usuarios sobre el uso de agua, al proveer algún incentivo que promueva una reducción en su consumo.
  • El uso racional del agua de usuarios consientes; esta estrategia pretende mantener informados y consientes a los usuarios del estado del sistema así como la disponibilidad del recurso de manera continua.
  • Control de pérdidas de agua; esta estrategia se enfoca a los equipos de uso final y como prever las perdidas en estos.
  • Estrategias de ajuste de tarifas; esta estrategia se emplea directamente desde la EPSA, al fijar tarifas de acuerdo al consumo de los usuarios y aumentando estas si es que los volúmenes de consumo aumentan.
  • Introducción de tecnologías eficientes; esta estrategia pretende reemplazar todo aquel equipo que por su tiempo de uso o sus años en el mercado, comprometan su eficiencia por nuevos equipos diseñados para realizar las mismas tareas con un menor consumo de agua.
  • Re-uso; esta estrategia pretende la reutilización de aguas grises y negras, con un tratamiento (si es que fuera necesario), para llevar a cabo tareas que empleen agua limpia, reduciendo el volumen demandado al sistema.

Muchas de estas estrategias son implementadas por terceros motivos y no así por lograr una mejora en el sistema de gestión del recurso hídrico; claro ejemplo es la implementación de tecnologías eficientes, como inodoros de doble descarga, piletas son sensores, entre otros, para reducir los costos que trae consigo el servicio de agua potable. Otro ejemplo son las estructuras tarifarias que a menudo se estructuran bajo diferentes criterios dependiendo las características de las reservas de agua, población; por ejemplo, las estructuras tarifarias dentro de las ciudades de Bolivia varían drásticamente, donde la estructura tarifaria de la ciudad de Cochabamba es más rigurosa (el costo por metro cubico es mayor) que la estructura tarifaria de la ciudad de La Paz, donde estos factores harán que los usuarios se sientan motivados a usar menos o más del recurso (Amurrio Montes, 2016).

Otras de estas actividades están sujetas a costos limitan su aplicación dependiendo del contexto económico, un claro ejemplo son los medidores inteligentes o Smart Meterings, que se utilizan en varios países de la Unión Europea para tener un mayor detalle de los datos de consumo (Smart Metering: What potential for householder engagement?, 2010).

Las estrategias presentadas representan una porción del total existente. Evidentemente existen restricciones para la implementación de alguna de estas alternativas, sin embargo, la implementación de acciones enfocadas a la gestión de la demanda de agua pueden trabajarse desde la concienciación de la población hasta la implementación de tecnologías para la mejora de la eficiencia. El rango de actividades es variado, haciendo que sea aplicable a diferentes contextos y recordando a los usuarios que el recurso hídrico es un derecho y por lo cual su acceso como su manejo responsable y eficiente recae en todos nosotros.

 

REFERENCIAS


Amurrio Montes, Lorena. 2016. Semapa fija el cubo de agua más caro del eje. Los Tiempos. 16 de Noviembre de 2016.

Exploring Tradeoffs in Demand-side and Supply-side Management of urban Water Resources Using Agent-Based Modeling and Evolutionary Computation. Kanta, Lufthansa y Zechman Berglund, Emily. 2015. 2015, Systems.

Mutamba, Jeremiah. 2016. An opportune time to promote demand-side water management. 2016.

Smart Metering: What potential for householder engagement? Darby, Sarah. 2010. s.l. : Routledge, 2010, Research Paper.

Trategies for Managing Water Demand. Dziegielewski, Benedykt. 2003. 126, Illinois : s.n., 2003.

 POR FAVOR RESPETA EL TRABAJO DEL AUTOR. Cita el artículo de acuerdo a la Norma ISO 690-2:

Camacho-Tejerina, P. Andrés. (2018). Métodos de Aplicación de la Gestión de la Demanda del Agua [En Línea] 11 de Julio de 2018. Disponible en Internet: http://www.natzone.org/index.php/component/content/article/18-frontpage-blog/analisis-socioambiental/435-metodos-de-la-demanda-de-agua1?Itemid=101

PLANTILLA_AFICHE_HERRAMIENTAS INV_web.JPG

TwitterShare on TumblrLas bacterias nitrificantes son microorganismos que transforman compuestos  nitrogenados en  otros, los cuales son asi
TwitterShare on TumblrEl cambio climático es indiscutible, muchos de los cambios observados no han tenido precedentes. La atmósfera y el océano se
TwitterShare on TumblrMientras en las ciudades de Bolivia, la población se prepara para una jornada laboral en oficinas, fábricas, salones de clase,
TwitterShare on TumblrEl arsénico es un elemento muy abundante en forma natural,  pero su acumulación en  plantas, animales y seres humano

ÚLTIMA PUBLICACIÓN

PLANTILLA_TEXTOS_NATZONE_WEB.JPG

Nuestra Misión: Investigar, difundir y capacitar sobre temática ambiental actual a la sociedad en general, para promover la cultura ambiental.

Nuestro Lema: Reintregrándote con nuestro ambiente