El Patrimonio natural paisajístico Cuchilla de Chuquiaguillo es parte de la red de Áreas Protegidas Municipales del municipio de La Paz, alberga paisajes fusionados urbanos y naturales que se ven amenazados por la expansión de la construcción y los residuos sólidos que son depositados.


Una de las zonas geográficas más extensas del municipio de La Paz, creada de acuerdo a Ordenanza Municipal OM 147/2000 del 28 de septiembre de 2000 con el enfoque principal de protección de cuencas, nació bajo el nombre de Patrimonio natural paisajístico Cuchilla de Chuquiaguillo y Quebradas del río Callapa  (UDAPE, 2010). Posteriormente, a partir de la Ordenanza Municipal G.A.M.L.P No. 59/2015 se dividió en Monumento Área Protegida Municipal Cuchilla de Chuquiaguillo, con una superficie de 1.962.06 ha y el Área de Cuchilla, Chuquiaguillo y Quebradas del Río Callapa, Pachajalla (Agencia Municipal de Turismo La Paz Maravillosa, 2018).


Hablando específicamente de la primera, ésta se encuentra en la parte alta de la ciudad, en el valle del río Orkojahuira región suroeste, Macrodistritos 3 y 4, entre las zonas de Chuquiaguillo, Villa El Carmen, Villa Salomé, Pampahasi y Valle Hermoso (Rojas, 2015). Conocida por los amantes del senderismo y muy poco por los demás habitantes de la ciudad, se accede desde la Plaza del Maestro de la Zona de Villa Fátima pasando al Barrio Petrolero y al barrio Franz Tamayo hasta la zona San Simón, subiendo la calle 7 que es de gran pendiente  y permite el  acceso directo. El circuito que dura alrededor de 3 horas acaba en el barrio de Pampahasi, final calle 4.


La ecoregión a la que pertenece es puna, conformado por flujo de barro Pampahasi, de suelo color gris claro a marrón claro con características formas de erosión de pirámides de tierra en suelos gravosos con matriz arenosa que presenta intenso carcavamiento, además ha desarrollado una erosión dendrítica muy densa, que se ve también en el valle de las Ánimas y Huayllani, con formas de acumulación que son morrenas laterales identificadas durante la glaciación Choqueyapu I. (Gobierno Autonomo Municipal de La Paz, 2011)


Figura 1. Serranía de Cuchilla, Área Protegida Municipal Cuchilla de Chuquiaguillo


Fuente. Elaboración propia (2018)


En general, las Áreas Naturales Protegidas Municipales son “aquellas zonas geográficas con valores de diversidad biológica y recursos culturales asociados, ubicados dentro de la jurisdicción territorial municipal y declaradas a perpetuidad como tales, en concordancia con los objetivos de desarrollo municipal que serán manejadas de manera integral con el objeto de conservar y restaurar valores de diversidad biológica y recursos culturales asociados que existen en su interior y en sus zonas de amortiguamiento para brindar bienes y servicios ambientales a la sociedad” (Propuesta Ley de Áreas Protegidas, 2001). Por lo tanto nos referimos a territorios naturales, con o sin intervención humana que no tienen el fin de conservación estricta pero que tienen el potencial para complementar al Servicio Nacional de Áreas Protegidas – SERNAP por su función como corredores biológicos con múltiples objetivos que respondan a demandas locales, garantizando al mismo tiempo su resguardo y el de sus ecosistemas. (Garitano-Zavala y otros, 2009).


En La Paz, de las 33 áreas protegidas municipales declaradas inicialmente desde el año 2000, actualmente se cuentan con 21, esto debido principalmente a los loteamientos y asentamientos ilegales que han dado lugar a cambiar su definición de uso de suelo, añadiéndose el hecho de que no se cuenta con una delimitación y categorización actualizada de las mismas y al desconocimiento de los pobladores adyacentes, situación que no es indiferente al Área Protegida Municipal de Chuquiaguillo, donde se puede evidenciar el avance de las construcciones en las partes altas, especialmente por la zona San Simón. A esto se suma que por ser los mismos asentamientos ilegales, no están  asociados a los sistemas de recolección municipal por lo que los pobladores han optado por depositar sus residuos sólidos y escombros a los márgenes del sendero, afectando a su valor paisajístico.


Figura 2. Residuos sólidos y escombros abandonados en los límites del APM Cuchilla de Chuquiaguillo

DSC_0544.JPG

Fuente. Elaboración propia (2018)


Asimismo, a nivel de riesgos ambientales, el sector de la meseta de Pampahasi presenta riesgo bajo, con zonas saturadas de asentamientos diferenciales, mientras que Chuquiaguillo presenta riesgo moderado por el relieve abrupto a moderado afectado por la erosión superficial e interna, además es considerada una de las zonas más vulnerables a nivel económico y de servicios. Ahora bien, las zona de San Simón y Valle Hermosos se consideran de riesgo alto por presentar relieve abrupto e inestabilidad, los riesgos ambientales vienen por deslizamiento por pendiente, con obras de control de aguas subterráneas para el primero y con movimientos de tierra para el segundo. (Gobierno Autonomo Municipal de La Paz, 2011)


Este lugar tiene el potencial para el turismo realizado de manera ecológica, desafiando a los caminantes por caminos estrechos y con pendiente, mostrando por un lado a la ciudad en todo su esplendor y por el otro paisajes naturales admirables. Además, se ha identificado que puede ser un espacio para realizar aviturismo, actividad que fue aprovechada para el evento de avistamiento de aves Global Big Day realizado el pasado 5 de mayo promovido por la Agencia Municipal de Turismo La Paz Maravillosa, donde se registraron 18 especies de aves (Urgentebo, 2018), demostrando que se tiene la capacidad para demostrar la diversidad de nuestra ciudad.


Figura 3. Vista de la ciudad de La Paz desde el APM Cuchilla de Chuquiaguillo