Natural Zone
Reintegrándote con nuestro Ambiente. Reintegrándote con nuestro Ambiente.
Comienza a Explorar
Seguidores
Personas Capacitadas
Actividades
Lecturas Diarias

Alrededor del Lago Titicaca, muchas familias se ganan la vida con la crianza y posterior venta de truchas. En la parte Boliviana, son 5 provincias las que bordean la mitad oriental del Lago, de las cuales toda la producción en su conjunto fue denominada como “trucha con altura”.


     Imagen 1. Barco de Totora en el Lago Titicaca
Lago 3
(Fuente: Bolivia en tus manos, 2015)

El Lago Titicaca, es el lago navegable más alto del mundo, donde la crianza de truchas se realiza a 3800 m.s.n.m. En toda su extensión, se pueden encontrar especies nativas como el k´arachi (Orestias albus), Ispi (Orestias mooni), mauri (Trichomycterus dispar), suche (Trichomycterus rivulatus), boga (Rhytiodus microlepis) y el humanto (Orestias Cuvieri), este último ya extinto por la introducción de especies foráneas). Entre las especies introducidas están la trucha (Oncorinchus nikys) y el pejerrey (Basilichyes Bonariensis) las cuales han repercutido negativamente en la cadena trófica del lago, ya que el mauri y la boga han disminuido casi hasta su desaparición, de la misma forma el ispi, que aparte de ser víctima de la pesca indiscriminada, ahora presenta una población sumamente reducida (aunque se va recuperando en los últimos años), pese a que es difícil de pescar ya que su hábitat es a 40 m de profundidad, pero en época de reproducción sale a zonas poco profundas y son capturados por la pesca y son victima de otros depredadores como el pejerrey que fue introducido primero al lago Popo desde Argentina, el cual llego a migrar por el desaguadero hasta llegar al lago Titicaca.


La trucha, que se la introdujo al lago por los años 40 desde Europa u EEUU, con una oferta para incrementar la industria pesquera con las especies trucha dorada, arcoíris y morrón, pero que fueron escapando de los criaderos y empezaron a alimentarse de mauris, ispis y suches. Al final también la trucha fue víctima de la sobrepesca, y ahora su población se enfoca en los puntos de crianza, en jaulas de metal que se presentan en varios sectores Bolivianos y Peruanos alrededor del lago. Es así que la crianza de trucha para fines comerciales, se ha extendido ampliamente, utilizando jaulas flotantes con redes y plataformas (con callapos y turriles) de madera para facilitar su alimentación y su captura.


          Imagen 2. Criadero de truchas en el Lago Titicaca

Lago 4
          (Fuente: Boltour, 2014)

 

Muchos expertos en Biología y en medioambiente señalan que se debe parar la crianza de truchas, sobre todo en las zonas con baja profundidad como en la zona del Huiñay Marka (lago menor) del sector Boliviano por los impactos ambientales que ocasiona. Los impactos se acentúan en estas zonas debido a que el nivel del agua en esas zonas del lago son bajas y los nutrientes se sedimentan más rápidamente en la parte limnética del lago ocasionando un crecimiento desmesurado de micro algas que consumen oxígeno en demasía y no permiten la supervivencia de otras especies. Estos nutrientes son el alimento balanceado que suministran para el crecimiento de las truchas, de las cuales para obtener 1 Kg. de trucha, se proporciona 3 Kg. de alimento balanceado, lo que significa que 2 Kg. se van al fondo del lago debido a las descargas orgánicas de la especie por digestión. Estas micro algas (micrófitos) que se benefician de estas descargas orgánicas, empiezan a crecer alrededor de las totoras, llegando a cubrirlas y eliminarlas.


Entonces, en estos sectores de crianzas de truchas, no solo está ocurriendo un efecto de eutrofización (sobreacumulación de nutrientes), perdida de totorales, sino que también se presenta una sobreexplotación pesquera (la trucha) que data de mucho tiempo, que conlleva a una disminución de especies endémicas ya que las truchas que escapan, se alimenta de las especies nativas. Un indicador natural que da alerta de la perdida de especies en el lago Titicaca, es la migración de gaviotas ante la paulatina desaparición de sus alimentos naturales que vivían en el lago. La migración de estas gaviotas se la ha podido presenciar los últimos años, donde éstas migran hacia otras regiones como el Sur de La Paz o hacia el desaguadero.


La reorientación hacia una producción sustentable

 

Habiendo identificado los impactos de esta actividad, que si bien trae beneficios económicos a las familias que lo practican, pero que está afectando el ecosistema del lago de manera progresiva, se debe empezar a trabajar en la reorientación de esta actividad, intentando no generar tantos efectos negativos. Siempre apoyar con capacitación técnica, emulando experiencias exitosas de proyectos extranjeros e incluso nacionales (si hay avances en el tema) es un buen inicio para lograr los objetivos de una producción sustentable. Estudiar desde la crianza de los alevines (recién nacidos), hasta su crecimiento, su alimentación y engorde (llegar a 200 gr para que ya sea comercializable), para luego elegir un alimento balanceado que no provoque tanta eutrofización en la posterior descarga biológica de las truchas. El control de la temperatura del agua también es importante, y es también un factor influyente para el estudio y mejor aprovechamiento (sostenible) de esta actividad.


También se debe tener en cuenta que los criaderos de trucha y pejerrey requieren mayor inversión que la crianza de especies de la zona, teniendo estas últimas un mayor retorno si se aplica programas de sensibilización y de consumo de estas especies y no de otras foráneas que no pertenecían a este sistema lacustre y depredaron las especies nativas. De todas formas, todas las especies ictícolas del Lago Titicaca, corren peligro de extinción y la mayoría está en condición de vulnerabilidad debido a la pesca indiscriminada y a la competencia natural que en este caso, la trucha y el pejerrey se impusieron sobre las demás especies. Es un trabajo que se debe realizar de manera conjunta con La Autoridad Binacional Del Lago Titicaca (ALT) para el repoblamiento de las especies y el cuidado y monitoreo de las áreas de desove de esta fauna.


Se cree que el Suche y la Boga ya solo existen en el lado Peruano, es por eso que Bolivia y también Perú, ante su carencia de normas, debe legislar estas actividades, con una normativa que regule la producción pesquera y que sea sostenible. Además de tener un registro de cuantas son las concesiones o licencias exactas para la actividad pesquera, y quizá limitarla para recobrar las especies que están siendo sobreexplotadas. Los planes de conservación son urgentes, utilizando lineamientos que contrarresten impactos como la eutrofización producto del engorde de los peces.


El Lago Titicaca, el cual es compartido por Perú y Bolivia, es uno de los sitios RAMSAR más importantes del mundo, con una historia milenaria, ejerce un papel hidrológico fundamental en toda la cuenca endorreica, y aporta significativamente en la economía de ambos países, por eso debemos trabajar arduamente para la recuperación de muchas áreas con altos impactos de contaminación y en la recuperación y conservación de sus especies, para restaurar este ecosistema lacustre que como en tantos casos, está siendo afectado por la mano del hombre.

 

REFERENCIAS

Carla Ibáñez Luna [en línea]: Biodiversidad Íctica en el Lago Titicaca. Universidad Mayor de San Andrés. 2015-[fecha de consulta: 8 de mayo 2017]. Disponible en:
https://www.researchgate.net/publication/280592998_Biodiversidad_ictica_en_el_Lago_Titicaca
Itis André, Dejoux Claude [en línea]: El Lago Titicaca, Síntesis del Conocimiento Limnológico Actual. Orstom. La Paz. 1991-[fecha de consulta: 9 de mayo 2017]. Disponible en:
http://horizon.documentation.ird.fr/exl-doc/pleins_textes/divers08-10/36603.pdf

Comisión Binacional de Alto Nivel Perú – Bolivia [en línea]: Lineamientos y acciones para la recuperación ambiental del Lago Titicaca y su diversidad biológica. Ministerio del Ambiente. Viceministerio de Gestión Ambiental. 2015-[fecha de consulta: 11 de mayo 2017]. Disponible en:
http://www.minam.gob.pe/wp-content/uploads/2016/01/Lineamientos_final.pdf

René Chura Cruz, Hipólito Mollocondo Hualpa [en línea]: Desarrollo de la acuicultura en el Lago Titicaca. Instituto del Mar del Perú. 2011-[fecha de consulta: 11 de mayo 2017]. Disponible en:
http://www.revistaaquatic.com/aquatic/pdf/31_02.pdf

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente [en línea]: Diagnóstico Ambiental del Sistema Titicaca-Desaguadero-Poopo-Salar de Coipasa (Sistema TDPS) Bolivia-Perú. Departamento de Desarrollo Regional y Medio Ambiente. 1996-[fecha de consulta: 11 de mayo 2017]. Disponible en:
https://www.oas.org/dsd/publications/Unit/oea31s/oea31s.pdf

Nuestra Misión: Investigar, difundir y capacitar sobre temática ambiental actual a la sociedad en general, para promover la cultura ambiental.

¿Qué opinan sobre Natural Zone?

99.7% de nuestros clientes están satisfechos con el nivel de las capacitaciones.
Excelente emprendimiento de jóvenes profesionales sobre Medio Ambiente.
Cecilia Jauregui Gamarra
Cecilia Jauregui Gamarra CEO de Innovaplast
95.2% de nuestros clientes recomendarían a Natural Zone como empresa de capacitación específica en temática Ambiental.
Investigación
Investigación
Difusión
Difusión
Capacitación
Capacitación