El presente artículo analiza los posibles efectos e impactos económicos, políticos y ambientales del desarrollo del Proyecto del Litio en Bolivia, el cual presenta la mayor reserva del mundo de este mineral. También, se pretende informar sobre el estado del proyecto, cronología, tecnología implementada, riesgos y potencialidades.

 

Las investigaciones en Bolivia de este elemento se remontan al año 1984 con los esfuerzos del Departamento de Geociencias de la UMSA, la UATF, ORSTOM-Francia y la Universidad de Freiberg de Alemania, cuyos investigadores, ya desde los años 60, estudiaban las sales y salmueras del Salar de Uyuni. En 2007, la federación Regional Única de Trabajadores Campesinos del Sud-oeste de Potosí presentó al gobierno del MAS una propuesta de industrialización a cargo del Estado, sin participación de transnacionales, que fue asumida como política de Estado (Ley 3720, 31 de julio de 2007). El 2008 la COMIBOL crea la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE) la cual se encargaría de la industrialización y comercialización de los derivados de las salmueras.

 

Primera fase, el proyecto piloto de producción


En mayo del 2008, se inauguró la construcción del proyecto piloto de producción de Litio y sus derivados en Lipi Lipi, anunciando la producción de 40 TM (toneladas métricas) por mes de carbonato de Litio (Li2CO3) y 1000 TM al mes de cloruro de potasio (KCl). El objetivo propuesto era producir esas cantidades hasta finales del 2011 como máximo en las dos plantas, pero hasta agosto del 2013 estas continuaban su trabajo de “optimización de procesos”. En enero del 2014, el Ministerio de Economía informó que el 2013, se produjeron 10 TM de Li2CO3 y 250 TM de KCl, demostrando que la producción, no alcanzó ni la mitad de lo propuesto en el plan inicial del proyecto.

 Imagen 1: Maquinaria en el salar de Uyuni
uyuni 3
    (Fuente: La Razón, 2013)

Segunda fase, plantas industriales de KCl y Li2CO3


El segundo objetivo planteado por la GNRE (Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos) fue lograr el diseño y construcción de las plantas industriales para estos compuestos la cual se empezó a ejecutar en 2012 en forma paralela a la primera, llamando mucho la atención, ya que aun con la baja producción de estos compuestos, se decidió implementar este segundo proyecto, ¿qué se pretendía industrializar si se alcanzaba producciones tan bajas?

En julio del 2013 la COMIBOL anuncio la postergación de la industrialización del litio para principios del 2017, debido a la falta de recursos humanos, tecnología y mercados. Hasta la fecha, solo se sabe que Alemania y Rusia mostraron interés en la industrialización de este recurso y que la nueva empresa estatal de Yacimientos de Litio Boliviano (YLB), dependiente de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) reemplazará a la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE). Las plantas de producción industrial están siendo construidas por la empresa China CAMC y cuenta con más de 62% de avance.

 

Tercera fase, producción de baterías de litio y materiales catódicos


La tercera fase, la de producción de baterías de litio, comenzó 2012 cuando la GNRE realizó un contrato con la empresa China Linyi Dake Trade Co. Ltd. para la compra “llave en mano” de una planta piloto de baterías por un monto de 2,7 millones de $us en La Palca, Potosí. Esta planta logró el ensamble de sus primeros productos en 2014, lo que hay que observar es que estas dos últimas fases se iniciaron sin haber solucionado la productividad del primer proyecto, lo cual no garantiza la suficiente materia prima para la puesta en marcha de tan ambiciosos proyectos.

Se debe resaltar que la producción de baterías está basada en materiales importados, pues por ejemplo, la producción experimental de litio entre junio de 2013 y marzo de 2014 no habría superado las 10 TM, dando cuenta de problemas en la producción de sales cuya primera manifestación es un retraso en la producción experimental de, al menos 4 años.

 

Elección de la tecnología


La tecnología que eligió la GNRE para la provisión de salmueras concentradas es casi idéntica a la aplicada en un proyecto de sales en el salar de Atacama en Chile, adaptando esta tecnología al Salar de Uyuni, sin tomar en cuenta las diferencias en las condiciones físico-químicas, geológicas, hidrogeológicas y climáticas de ambos lugares (menores tasas de evaporación y mayor precipitación pluviométrica en Uyuni). La baja producción de la planta piloto a inicios del proyecto es el resultado de esta mala selección de tecnología, además que, expertos en el tema concluyeron que se generarán 1,5 millones de toneladas de residuos cada año lo que significara un impacto ambiental a gran escala por la dispersión eólica de esta cantidad del contaminante hidróxido de magnesio (Juan Carlos Guzman, Cedla).

Existe la posibilidad de que los desechos requieran un tratamiento mucho más complejo, del cual la carrera de Metalurgia de la UMSA realiza actualmente una investigación sobre la factibilidad del procesamiento de los lodos de desecho, se lamenta que a inicios del proyecto se marginó a la universidad Tomas Frías.


Conclusiones


La generación de 1,5 millones de toneladas de lodo toxico al año representaría el mayor daño ambiental de la historia de Bolivia según expertos. Estos desechos son producidos en la etapa de destilado de las salmueras en las piscinas de evaporación para separar el litio del magnesio. Según investigadores del centro de estudios para el desarrollo laboral (CEDLA), no se trata de montañas de desechos si no de cordilleras de contaminante hidróxido de magnesio los cuales no tienen planificación de su disposición final. El viento y la lluvia de la región, podrían esparcir estos desechos de Mg(OH)2, por toda la región lo que incrementaría la alcalinidad de los suelos, impidiendo que las plantas y vegetales capturen los nutrientes de la tierra, por lo que el resultado a mediano y largo plazo será la desertificación de todo el altiplano sud de Bolivia, mediante un proceso de alcalinización de la tierra, y el consecuente impacto para la flora y fauna.


Recomendaciones


La utilización de energía solar o hidrotermal para la evaporación térmica, constituirían alternativas más factibles para la evaporación de las salmueras, pero queda en interrogante si el método escogido (las piscinas) constituye la alternativa más eficaz.


Para evitar la técnica del “encalado” la cual solo alcanza el 60% de la producción total, para esto la vía tecnológica alternativa seria precipitar salmueras en el campo de los sulfatos (que eliminaría el encalado inicial de la vía de los cloruros) el cual requeriría una menor superficie de las piscinas y reduciría los requerimientos de cal en una relación de 20 a 1 y tendría impactos favorables en la relación de costos de producción y reduciría la cantidad de desechos.


Los desechos tóxicos deberían ser confinados o bien llevados a zonas donde la flora y fauna sean escasos y no haya asentamientos humanos. Lamentablemente, cerca de la zona no hay lugares con esas características y se requeriría de una flotilla de hasta 330 volquetas, (provocando niveles de polvo críticos para la población). El estudio y elección de en un buen sistema de disposición final de residuos, es esencial para disminuir los impactos de esta actividad en el salar de Uyuni.


Es importante que la GNRE opte por una, dos, e incluso más alternativas tecnológicas, con la finalidad de encontrar el más eficiente y, sobre todo eficaz, método de concentración de salmueras para que éste se constituya en el hilo conductor del diseño de todo el complejo industrial.

Juan Salvador Lizeca Pérez

REFERENCIAS

Hollender Rebeca, Shultz Jim [en línea]: Bolivia y Su litio ¿Puede el “oro del siglo XXI” ayudar a una nación a salir de la pobreza? Centro para la democracia. 2010-[fecha de consulta: 8 de mayo 2017]. Disponible en:
http://democracyctr.org/dc_old/wp-content/uploads/2011/10/DemocracySpanishLitioSP.pdf

Ströbele-Gregor Juliana [en línea]: Litio en Bolivia-El plan gubernamental de producción e industrialización del litio, escenarios de conflictos sociales y ecológicos, y dimensiones de desigualdad social. La Fundación Política Verde. 2012-[fecha de consulta: 10 de mayo 2017]. Disponible en:
https://cl.boell.org/sites/default/files/litio_en_bolivia.pdf

Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario [en línea]: Un presente sin futuro: El proyecto de industrialización del litio en Bolivia. Cedla. La Paz. 2014-[fecha de consulta: 10 de mayo 2017]. Disponible en:
http://cedla.org/sites/default/files/un_presente_sin_futuro.pdf

Hoffmann Dirk [en línea]: Estudio. La economía global del litio y el caso de Bolivia. 2015-[fecha de consulta: 13 de mayo 2017]. Disponible en:
http://www.cambioclimatico-bolivia.org/pdf/cc-20150803-Estudio_La___.pdf

Orellana Walter [en línea]: El Litio: Una perspectiva fallida para Bolivia. Universidad de Chile. 1995-[fecha de consulta: 13 de mayo 2017]. Disponible en:
http://www.sistemaspublicos.cl/wp-content/uploads/2017/04/CASO03.pdf