Ubicado entre los departamentos del Beni y Cochabamba en Bolivia, el TIPNIS (Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure) fue creado en 1965, con una extensión de 1.236.296 has. es considerado como una zona con extraordinaria diversidad de flora y fauna, con varios ecosistemas y riqueza natural incalculable.

 

El año 2011, pobladores del TIPNIS marcharon hasta La Paz en defensa de su territorio para evitar la construcción de esta carretera. Después de muchos conflictos y represiones, se logró alcanzar la intangibilidad del parque, pero a su vez las autoridades de gobierno realizaron un referéndum con muchas irregularidades, pero que dio como resultado la construcción de la carretera en un futuro cercano. En esta ocasión analizaremos los diferentes impactos que dicha carretera conlleva en el TIPNIS.

Imagen 1. Tramo de la carretera a construir (en rojo) 

Tipnis 3

                                       (Fuente: Conservación estratégica, 2011)

Impactos positivos

Integración caminera

La carretera que unirá Villa Tunari (Cochabamba) y San Ignacio de Moxos (Beni) facilitara actividades económicas y sociales lo cual supone un importante flujo comercial y una accesibilidad de conexión entre los distintos pueblos de la zona, su construcción se la interpreta como el nexo entre la amazonia y los valles que disminuiría los costos de viaje. Esta carretera representaría la ruta principal para un paso comercial que vendría desde Brasil y llegaría hasta el pacifico.


Flujo de transporte

La vinculación caminera facilitaría el itinerario de transporte con una disminución del tiempo de viaje y con la facilitación de un transporte más seguro para los viajeros y sus mercancías. Los volúmenes de carga de mercancías se podrían incrementar y el número de pasajeros que viajan en una sola unidad de transporte podría aumentar ya que la carretera admitiría el paso de móviles de alto tonelaje. 


• Desarrollo por actividades económicas

El comercio requiere de una red vial para abastecer la demanda o conquistar nuevos mercados, es por eso que la carretera favorecerá el libre tránsito comercial el cual se conectara con mayor rapidez y facilidad a su destino y también podría generar nuevos lazos comerciales con las poblaciones del TIPNIS. La creación de una ruta que facilite el transporte de recursos es altamente atrayente para el desarrollo de emprendimientos empresariales e industriales, de extracción o valor agregado, lo cual podría dinamizar sectores de producción no aprovechados y generaría empleo.


Impactos negativos

• Daños atmosféricos

El flujo de automóviles que transitaría por esta carretera provocaría un impacto en la atmosfera por la quema de combustible provocando altos niveles de inmisión por partículas de polvo y un incremento de niveles sonoros, estos impactos se magnifica al atravesar la línea central de un área con una extensa diversidad natural y una geografía con alta preponderancia hídrica, la cual se vería afectada en la etapa de construcción y en el uso de la carretera como tal. Otro efecto que altera la calidad del aire en los alrededores de la carretera seria las emisiones por calentamiento del asfalto en la realización de la imprimación y el tratamiento superficial doble el cual se considera tomando en cuenta el volumen total de asfalto.


• Daños hídricos

El uso tradicional de recursos hídricos por los pueblos mojeño, yuracaré y chimán que habitan el TIPNIS ha sido y es parte de la base de su subsistencia al ser fuente de especies ictícolas y por su navegabilidad. Es inminente la contaminación de estos cuerpos de aguas con la llegada de una infraestructura tan prolongada como el de una carretera, la cual pretende pasar por el núcleo del parque en la cual está prohibida la construcción de infraestructura (de acuerdo al plan de manejo del parque) y  donde en varios puntos se verán vulnerados los diferentes ríos que pasan por el TIPNIS, tanto en la etapa de construcción, o en la etapa posterior de transitabilidad automovilística, en la cual estudios indican una clara afectación en los cursos del agua (modificación de régimen hídrico) y cambios en el uso del agua por parte de los pobladores.


• Daños a la biodiversidad

El TIPNIS contiene 40% del patrimonio biológico de Bolivia: 1.700 especies de vertebrados (lo que corresponde a casi la mitad de estas especies del país), de las cuales 300 están amenazadas de desaparición. Esta vinculación caminera, desde su etapa de construcción hasta la de transitabilidad, generará un desequilibrio en los hábitos naturas de la flora y fauna, además que se incrementara la caza y pesca con la migración de grupos interesados en este tipo de actividad económica, incluyendo además posible ahuyentamiento u atropellamiento de fauna, pérdida de la cobertura vegetal y modificación de la composición florística.

Imagen: La peta de agua, que habita en el TIPNIS

tipnis 5

                                          (Fuente: Eduardo Franco Berton, 2017)


• Deforestación

La apertura de la carretera facilitaría el ingreso de empresas madereras y de motosierristas o actores ilegales que, como en el vecino Bosque de los Chimanes, tendrían un impacto muy severo para la conservación. En esta área extremadamente húmeda y con lluvias constantes (más de 6.000 mm./año), los bosques funcionan como esponjas que retienen el exceso de agua y regulan las cuencas, razón por la cual su importancia es vital en la región. Adicionalmente, la masa boscosa del TIPNIS se constituye en un “sumidero de carbono”, contribuyendo a mitigar el efecto invernadero (UNIR, 2011). El desmonte directo de bosque, con 50 m. de derecho de vía, sería de 460 Has, que corresponde a los bosques de alto aluvial, algunos estudios comparativos han constatado que se colonizan un total de 2 a 12 km adyacentes a una nueva carretera, la deforestación para 2 km sería de 9.200 Has y para 12 km. sería de 110.400 Has. de bosque (Peñarieta Lía, 2007).


• Perdida de los territorios de los pueblos locales.

El grupo indígena que vive en el Isiboro Secure tiene derecho sobre esa tierra, avalada por la antigua y nueva CPE. Con la llegada de colonizadores, atraídos por los beneficios conectivos de la carretera, surgiría un conflicto de poder de la tierra entre estos dos actores lo cual es desfavorable para los comunarios del TIPNIS ya que tendrían que lidiar con una nueva dinámica de producción ya que los colonizadores provocarían una expansión del área agrícola la cual es avalada por las actuales medidas políticas del gobierno (incremento de los cultivos de coca) y desplazarían las actividades de auto sustento de los comunarios locales. Esto provocaría la vulneración de los derechos de los pueblos indígenas a la libre determinación y territorialidad, la protección de sus lugares sagrados y vivir en un medio ambiente sano, con manejo y aprovechamiento adecuado de los ecosistemas. 

• Pérdida de identidad

La identidad de estos pueblos indígenas está fuertemente vinculada con su territoriedad, es por eso que la posible incursión de actores extranjeros (migración espontanea) modificaría las costumbre y las formas tradicionales de ejercer su cultura, al mezclares con influencias negativas que buscan beneficios personales, que no respetan un rol comunitario y que pondrían sobre los recursos naturales modificando los usos y actividades de las comunidades indígenas del TIPNIS.


Medidas de mitigación y control

• Control y monitoreo de la calidad del aire

Dada la composición del tráfico vehicular que esta inherente a la construcción del tramo, se estima una emanación de dióxido de carbono, dióxido de azufre y COVs los cuales deterioraran progresivamente la calidad del aire de la zona, el cual requerirá de un monitoreo para asegura que no sobrepase los límites máximos permisibles.


• Programa de Prevención y Mitigación  en materia hídrica

Los diferentes cuerpos de agua identificados en el estudio son ríos, lagunas y curichis. Los ríos identificados son de llanura y se caracterizan por ser de curso lento, propensos a la eutrofización, entre los cuales encontramos el Río Apere, el Río Cuberene, Río Sénero y el Río Itarecore. También se puede observar la Laguna Corazón en el corazón del TIPNIS. Estos cuerpos de agua llegarían a ser afectados en la etapa de construcción y posterior uso de la carretera con la llegada de colonizadores a lo largo de toda la carretera, afectando de manera directa los ríos: Río Sénero, Río Itarecore, el Río Apere y el río Yucumicito (los de más alta vulnerabilidad en todo el tramo).


• Infraestructuras contra inundaciones

El tramo carretero que se pretende construir, pasa por zonas del TIPNIS donde tienen alta vulnerabilidad de inundación (un 40% de esas zonas, cerca del 25 % de esa mismas zonas, donde se encuentra la Laguna Corazón, están en condiciones de riesgo de inundación moderado, y en Natividad de Retiro y las zonas aledañas casi un 30 % se encuentra con un riesgo bajo y el 5 % restante, se encuentra en situación de riesgo muy alto. 

• Programa de Revegetación y Reforestación 

El uso actual de territorio se divide en: uso agroforestal, uso silvopastoril, uso forestal limitado y uso de ganadería extensiva (en menor grado). En la etapa de futuro inducido, debido a la expansión de la frontera agropecuaria, se producirá un cambio del actual uso del suelo que conlleva altos riesgos a las áreas forestales, lo que nos lleva a proponer planes donde se debe desincentivar las actividades de desbosque y chaqueo.


• Controlar el Cambio de los usos del suelo

La intromisión de migrantes espontáneos en el tradicional uso de los suelos llevaría a la expansión de la frontera agropecuaria, incrementando las zonas identificadas para el ganado, influenciando a las otras actividades socioeconómicas en poblaciones aledañas por usos más rentables como el cultivo de coca, observando una posible afectación a su seguridad alimentaria y a la producción sostenible de recursos exentos de monocultivos y agroquímicos (posible introducción).


• Socialización para evitar posibles Disputas por los territorios y pérdida de identidad

La población del TIPNIS tienen como principal ocupación la producción de agricultura, pecuaria, agropecuaria y pesca, la llegada de colonizadores trae un inminente conflicto en la cual es disputaría el uso de las tierras y la producción tradicional de los pobladores, iniciándose una pugna sobre el bien más valorado por los pueblos indígenas de tierras bajas el cual es elemento fundamental de su identidad, esa territoriedad podría generar conflictos a los cuales es necesaria una indemnización a los pobladores y control social para evitar acciones políticas e individualistas que generen divisiones entre los comunarios. Así mismo, esta intromisión es elemento eclosionador de influencias ajenas que dejarían a un lado las tradiciones culturales de los pueblos indígenas del TIPNIS. 


Conclusiones

La construcción de una carretera por medio de una parque Nacional como el TIPNIS, implicaría una implementación de mecanismos de compensación ya que los impactos que se provocarían afectarían notablemente al ambienta natural. Por tal motivo, perder esos servicios ecosistémicos sería fatal para una región con tan alta diversidad. Si bien la construcción de la carretera por el TIPNIS trae beneficios a la sociedad en función a la conexión que genera entre Beni y Cochabamba, la amazonia y los valles, con la posterior dinamización de emprendimientos económicos y mercantiles, se debe considerar todos los impactos negativos que están latentes y se analizaron en este artículo. Las propuestas técnicas para implementar tramos alternativos también deben ser elaborados con distintas perspectivas de evaluación ambiental y económica, una “carretera ecológica” implica de muchas especificaciones y controles a seguir y por más que se quiera disimular, sigue siendo una infraestructura con impactos negativos al ambiente, pero minimizados.

Este escenario cambiaría por completo el destino de esas tierras (uso de suelo) y la propiedad de ellas, modificando por completo la forma tradicional de la vida y producción que tenían los indígenas del TIPNIS. Por otro lado, los efectos inducidos por políticas irracionales de actual gobierno, son entendidos al visualizar un solapado negocio con el vecino país, el cual otorga beneficios a empresas privadas que no son nacionales y que favorece más al flujo comercial de países externos, pero que estaría a costa de la aniquilación de nuestros ecosistemas y de muchos pueblos indígenas de nuestras regiones.


REFERENCIAS

Fundación UNIR Bolivia [en línea]: El TIPNIS Desde La Perspectiva de la Conflictividad. Análisis de la Fundación Unir Bolivia. 2011-[fecha de consulta: 28 de junio 2017]. Disponible en: http://www.unirbolivia.org/nueva3/images/stories/cabecera/21oct2011_Anlisis_conflictividad_TIPNIS__y_potenciales_de_paz_links.pdfBeneria

 

Jordi [en línea]: Caracterización Sintética y Análisis Integral del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Secure (TIPNIS). Proyecto MAPZA. 2002-[fecha de consulta: 28 de junio 2017]. Disponible en:  http://www.bivica.org/upload/tipnis_caracterizacion-sintetica.pdfHoffmann

 

Dirk [en línea]: El TIPNIS y el cambio climático, Pieb. La Paz. 2012-[fecha de consulta: 28 de junio 2017]. Disponible en:http://www.cambioclimatico-bolivia.org/pdf/cc-20120625-el_tipnis____.pdfBolivian

 

Research Review [en línea]: La marcha indígena del TIPNIS en Bolivia y su relación con los modelos extractivos de América del Sur. Revista de Investigaciones sobre Bolivia. 2012-[fecha de consulta: 28 de junio 2017]. Disponible en: https://www.bolivianstudies.org/revista/9.1/documentos_pdf/SarelaPazTipnisUltimo.pdf

 

Peñarrieta Lia [en línea]: Evaluación económica de la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos, dentro el Territorio Indígena y Parque Nacional Isibóro Sécure (TIPNIS). 2007-[fecha de consulta: 28 de junio 2017]. Disponible en: http://cebem.org/cmsfiles/publicaciones/ProgBecas_5_tipnis.pdf