En los últimos años ha ocurrido un aumento de la deforestación en una zona contigua al PN y ANMI Madidi: San Buenaventura. Entre las razones destacan el desconocimiento de la normativa y la habilitación de tierras para cultivos de caña que abastezcan al Ingenio Azucarero EASBA.

El municipio de San Buenaventura, se encuentra al norte del departamento de La Paz dentro de la provincial Abel Iturralde, en el margen izquierdo del rio Beni, frente a la localidad de Rurrenabaque. Se estructura actualmente en tres distritos: San Buenaventura, Tumupasa y San José de Uchupiamonas. Se considera una de las entradas al Parque Madidi. (Mancomunidad de Municipios de Norte Paceño Tropical, 2017)

sbv

 Imagen 1- Ubicación de San Buenaventura. Fuente: Google Earth (2017)

 

La región es de bosque húmedo tropical con presencia de árboles, palmeras, arbustos, pastos y epífitas. Una de las actividades económicas que se desarrollan es el aprovechamiento forestal maderable que se realiza bajo  diferentes formas establecidas en la Ley Forestal N° 1700 (vigente desde el 12 de julio de 1996) como: Aprovechamiento de concesiones forestales por empresas privadas legalmente establecidas, Organizaciones Forestales Comunitarias OFCs a cargo de algunas comunidades tanto indígenas como campesinas. De forma ilegal se encuentran los llamados pirateros y cuartoneros.

 

En el municipio de Tumupasa, donde se destaca la actividad forestal, se encuentran concesiones forestales como BOLITAL Ltda. y PROINSA,  OFCs como APIAT, Agrofort y El Carmen.  El aprovechamiento es entre abril y noviembre, por ser época seca y los caminos se encuentran accesibles. La explotación de madera se realiza mediante tala selectiva y de cuartones, comercializados principalmente en los 12 aserraderos ubicados en el Municipio. Para el corte se usan motosierras y sierras manuales, luego la madera se vende en  trozas (troncas desmontadas y despuntadas), generalmente como materia prima. Aunque existen algunas iniciativas para construir botes y muebles que fomentan la producción artesanal y micro empresarial y otras que aprovechan el aserrín para elaborar tablones. Sin embargo, este manejo no es el adecuado, debido a que no hay actividades de reforestación de las zonas intervenidas. A esto se añade que gran parte de la actividad es ilegal, poniendo en riesgo  varias especies que están presentes como el roble, cedro, mara, almendrillo y el tajibo. (Gobierno Autonomo Municipal de San Buenaventura, 2015). 

 

especies en sbv

 Imagen 2 – Especies de mayor aprovechamiento forestal en San Buenaventura.  Fuente: (Gobierno Autonomo Municipal de San Buenaventura, 2015)

 

 

Se tienen tres instrumentos de planificación para el aprovechamiento forestal: Los Planes de Ordenamiento Predial (POP), Plan de Chaqueo y desmonte y el Plan General de Manejo Forestal (PGMF), los cuales elabora el interesado y son aprobados por la Autoridad de Bosques y Tierras - ABT. Sin embargo, debido a la demora en la evaluación y aprobación de estos documentos, se ha dado el caso de que el o los interesados deciden desmontar sin presentar solicitud alguna, y en el caso de ser descubierto, prefiere pagar los derechos forestales, que incluyen la multa y que casi llegan a costar lo mismo que si lo hiciera en forma legal.

 

 Si bien existe deforestación por expansión de la frontera agrícola, la misma no es tan alta como en otras partes del país, ya que se ve restringida por las fuertes pendientes hacia el este de  la carretera y la dificultad en el acceso. De acuerdo a un estudio realizado por la Mancomunidad de Municipios del Norte Paceño Tropical (MMNPT) y la World Wild Fundation (WWF) el 2014, aplicando imágenes satelitales LANDSAT y los programas CLASlite se analizaron los cambios ocurridos entre el 2006 y 2014 en una zona de estudio que cubre 40.753 hectáreas, dentro de San Buenaventura, abarcando 36 kilómetros de carretera e incluyendo las localidades de Buena Vista, El Porvenir, 25 de Mayo, Santa Ana, Esmeralda, San Isidro, Everest, Nueva Jerusalén, Río Mayge y Altamarani. Se ha identificado una pérdida de vegetación natural del 8% en todo el Municipio, donde el bosque de pie de monte del suroeste de la Amazonia es el que más superficie habría perdido.

 

Asimismo se ha identificado la deforestación en el municipio causada por  la implementación del Ingenio de la Empresa Azucarera San Buenaventura (EASBA) creada mediante Decreto Supremo N°637 el 15 de septiembre de 2010 con una inversión de 263 millones de dólares. Los resultados muestran que entre el 2006 y 2014 habría una diferencia de 1450 hectáreas que pasaron de bosque a no bosque, es decir áreas deforestadas, de las cuales  900 corresponden a la región próxima al ingenio azucarero para establecer el cultivo de caña y habilitación de infraestructura. El resto corresponde a ampliación de actividad agropecuaria. Se detectaron también 253 áreas de perturbación de bosque, que se considera una forma sutil de deforestación. 

 

pag7 san buena1 bn

Imagen 3 -  Secuencia de deforestación. Fuente: Villegas (2016)

 

Dentro de la Estrategia de Desarrollo Municipal, en lo que se refiere al problema de aprovechamiento de recursos maderables inadecuado, se tiene como objetivo estratégico el manejo de estos a  través de la elaboración e implementación del Plan Municipal de Educación Ambiental, el establecimiento e implementación conjunta de instrumentos sobre gestión integral del bosque y conservación de la biodiversidad y finalmente la construcción de un vivero agroforestal municipal en Tumupasa.

 

De igual manera, la Mancomunidad de Municipios del Norte Paceño, ha propuesto la implementación del enfoque territorial en la planificación municipal, de modo que se incluya en el análisis conceptos como biodiversidad, gestión de riesgos, genero etc., asegurando el beneficio de todos los sectores haciendo énfasis en el territorio como espacio que comparten todos los habitantes, independientemente del uso que hacen del mismo.

 

En el futuro, EASBA necesitará aproximadamente 14.000 hectáreas de cultivo de caña para obtener un rendimiento de 120 toneladas de azúcar por hectárea. Para ello se recurrirán a terrenos propios y a parcelas de agricultores cercanos. Se espera que a largo plazo disminuya la tasa de deforestación de bosque primario cuando el proyecto se consolide y los rendimientos de las variedades de caña sembrados sean sostenidos. (Villegas, 2016) 

 

La utilización de los recursos forestales para su aprovechamiento maderable es perfectamente compatible con la conservación de los bosques y su defensa. La sostenibilidad ambiental en San Buenaventura debe ser considerada tanto a nivel ambiental, social y económico. De esa forma se garantiza la conservación de la diversidad biológica, asegurando ingresos a los propietarios y generando empleo a la población, incluidos los Territorios Comunitarios de Origen (TCOs). Este es un trabajo conjunto entre el Municipio, pobladores y concesiones forestales. Asimismo, se deben continuar los monitoreos y que se incorporen en la toma de decisiones para la Planificación Municipal, aprovechando la tecnología y la información satelital para captar información en tiempo real.

 

Referencias

Gobierno Autonomo Municipal de San Buenaventura. 2015. Plan de Desarrollo Municipal de San Buenaventura 2015 - 2019. San Buenaventura : s.n., 2015.

Mancomunidad de Municipios de Norte Paceño Tropical. 2017. Mancomunidad de Municipios de Norte Paceño Tropical. [En línea] 2017. [Citado el: 3 de julio de 2017.] www.nortepaceno.org.

Villegas, Javier. 2016. Bolivia Agraria. Monitoreo satelital de proceso de deforestación en el norte de La Paz. [En línea] 2016. [Citado el: 3 de julio de 2017.] www.boliviaagra.com.

Mancomunidad de Municipios del Norte Paceño Tropical (MMNPT), World Wild Fundation (WWF).2014. Identificación de impactos indirectos de la carretera San Buenaventura - Ixiamas. La Paz, Bolivia. Junio 2014.

Dmytro Zrazhevskyi. Especies de madera en Bolivia. [En línea]  [Citado el: 6 de julio de 2017.] www.bolivianland.net