Natural Zone
Reintegrándote con nuestro Ambiente. Reintegrándote con nuestro Ambiente.
Síguenos en Facebook

El ecologismo ha tenido un impacto doble en la política: el primero como un modelo de hacer política alternativa y el segundo como una expresión de la conciencia social con respecto al deterioro de la calidad de vida en nuestro planeta; bajo este contexto, se considera a los movimientos ecologistas como los herederos de la creatividad de la social democracia, con respecto a sus propuestas innovadoras.

El movimiento ecologista cuenta con varias décadas de historia. A pesar de haber obtenido avances importantes en el crecimiento de la conciencia ecológica, la crisis ambiental presentada a la fecha continua presentando un crecimiento exponencial.

 

El movimiento ecologista, es uno de los movimientos sociales que tiene una mayor dificultad a la hora de realizar un estudio o desarrollo histórico lineal sobre sus orígenes. A pesar de ello, hoy en día se ha convertido en una fuerza social y política de primer orden y podemos encontrar proclamas e reivindicaciones de tipo ecologista por todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana, desde campañas de solidaridad activa y apoyo al medio ambiente en los centros comerciales o los medios de comunicación, pasando por los entornos forestales cercanos a las ciudades o en los pueblos rurales de nuestros entornos, pasando por los partidos políticos de tipo o contenido ecologista que se presentan a las elecciones presidenciales en una gran cantidad de países de todo el mundo.

 

Los movimientos verdes comenzaron a adquirir una fuerza hasta entonces desconocida y la temática ecológico-ambiental fue ganando terreno en el mundo académico, en el administrativo y en el de los medios de difusión, en consonancia con la mayor sensibilidad de la población (Naredo, 2006).

 

Con anterioridad a la publicación del informe existían los importantes focos de activismo y denuncia que prepararon el despliegue de la conciencia ecologista. El propio movimiento obrero jugó un importante papel en la lucha contra la contaminación ambiental en aquellos momentos en los que el crecimiento de la actividad industrial enfermaba a las personas que vivían y trabajaban en unas ciudades sumidas en nubes tóxicas emitidas por las fábricas.

 

La preocupación creciente ante la crisis ambiental condujo a la celebración de Conferencia de las Naciones Unidas de Estocolmo en 1972. Por primera vez se abordaba la crisis ecológica como un problema político global y se establecían una serie de principios que debían reflejarse en la legislación. Un resultado de la conferencia fue la creación del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Entre 1970 y 1980 se publicaban trabajos de una enorme relevancia Environment, Power and Society (Odum, 1971), The Closing Circle (Commoner, 1971), Small is Beautiful (Schumacher, 1973), Energy Basis for Man and Nature (Odum y Odum, 1976) o The Poverty of Power (Commoner, 1976), entre otras, fueron obras que marcaron, y continúan siendo referencia fundamental para el movimiento ecologista.

 

En todos los lugares del planeta fueron surgiendo núcleos ecologistas que se materializaban en expresiones muy diferentes, incluyendo a los netamente conservacionistas (centraban su actividad en la conservación de especies a veces de una sola especie y de los espacios naturales),  las organizaciones enmarcadas dentro de la ecología política (incorporaban las crisis social y económica como elementos inseparables de la crisis ecológica), las reivindicaciones ecofeministas (buscaban el diálogo y sinergia entre feminismo y ecologismo), el ecologismo de los pobres relacionado con los conflictos ecológico-distributivos que se derivan de las relaciones Centro-Periferia. 

 

Muchas organizaciones ecologistas asumieron la idea de era posible compatibilizar el crecimiento económico con la conservación de los ecosistemas (desarrollo sostenible), cuyo aspecto fue progresando positivamente durante las últimas décadas con la inclusión de temas ecologistas en las agendas políticas: las energías renovables, la gestión del agua, la preocupación por la polución, la aparición de figuras de protección de los espacios naturales, la creación de leyes e instrumentos jurídicos para la defensa del medio ambiente, entre otros.

 

 

REFERENCIAS: 

 

  • FARRERA Bravo Gonzalo (1972). Partidos verdes y movimientos ecologistas. 
  • HERRERO Yayo (2014). Retos del movimiento ecologista ante la crisis Global. ISSN 2174-6796. 
  • MEADOWS Donella H. (1972). Los límites al crecimiento: informe al Club de Roma sobre el predicamento de la humanidad. México D.F.: Fondo de Cultura Económica.
  • NAREDO José Manuel. (2006). Raíces económicas del deterioro ecológico y social. Más allá de los dogmas. Madrid: Siglo XXI.
  • ODUM Howard Thomas (1971). Environment, Power and Society. New York: John Wiley and sons.
  • COMMONER Barry (1971).  The Closing Circle: Nature, Man, and Technology. New York: Knopf.
  • SCHUMACHER Ernst F. (1973). Small is Beautiful: economics as if people mattered. London: Blond and Brigs.
  • ODUM Howard Thomas y Odum, Elisabeth (1976). Energy basis for Man and Nature. New York: McGraw-Hill Rook Company.
  • Commoner, Barry (1976). The Poverty of Power: Energy and the Economic Crisis. New York: Random House.
TwitterShare on TumblrEl cianuro provoca grandes daños en el medio ambiente y la salud humana, el mismo tiene varias fuentes de procedencia. Pero se
TwitterShare on TumblrSe conoce como agente naranja a un herbicida químico utilizado por Estados Unidos durante la guerra de Vietnam (1961-1971) cuyo
TwitterShare on TumblrLa parte científica se vincula estrechamente a la parte social, la económica, y la política como estrategia para la toma de d
TwitterShare on TumblrEl clima polar se considera dentro de la clasificación climática de Köppen , la cual fue creada en 1900 por el científi

ÚLTIMA PUBLICACIÓN

PLANTILLA_TEXTOS_NATZONE_WEB.JPG

Nuestra Misión: Investigar, difundir y capacitar sobre temática ambiental actual a la sociedad en general, para promover la cultura ambiental.

Nuestro Lema: Reintregrándote con nuestro ambiente