Natural Zone
Reintegrándote con nuestro Ambiente. Reintegrándote con nuestro Ambiente.
Comienza a Explorar
Seguidores
Personas Capacitadas
Actividades
Lecturas Diarias

Se denomina “basura espacial” (en inglés, "space debris") a cualquier objeto artificial en órbita alrededor de la Tierra que se encuentre inactivo.

La mayor parte de la basura espacial se sitúa en las bandas de altitud más útiles, es decir, en órbita baja (hasta una altura de unos 2.000 km sobre la superficie terrestre) y en órbita geoestacionaria a una altura de 36.000 km (Instituto de Astrofísica de Canarias, 2001). Esta basura está formada por los satélites o cohetes fuera de uso, el material no operativo liberado por operaciones espaciales y los fragmentos generados por satélites o cohetes debido a explosiones o colisiones.

 

Se conocen alrededor de 9.000 objetos detectados con radares y telescopios ópticos (sólo alrededor de 700 son satélites operativos) en las distintas órbitas terrestres. Estos objetos que se encuentran por encima de los 40 cm representan un peligro moderado para las misiones espaciales (satélites y humanos) y los  150.000 fragmentos con tamaños entre 1 y 20 cm incrementan el riesgo de producir graves desperfectos en caso de colisión con cualquier nave en uso (Instituto de Astrofísica de Canarias, 2001).

 

Con base a los datos mencionados, es evidente que el espacio se está convirtiendo en un auténtico vertedero de basura y residuos y se estima que cada año la contaminación espacial aumenta un 5%. Bajo este contexto el objetivo del presente artículo será describir los riesgos que genera la acumulación de basura espacial.

 

Resultados obtenidos en el proyecto de observación de basura espacial

 

La observación para la obtención de resultados realizado por el Instituto de Astrofísica de Canarias  fue llevado a cabo con el telescopio de 1 m de diámetro de la Estación Óptica Terrestre (OGS), instalada en el Observatorio del Teide (Tenerife) y perteneciente a la Agencia Europea del Espacio (ESA).

 

Los resultados obtenidos durante las dos primeras campañas de observación de la “basura espacial” durante los meses de enero y febrero logró detectar un total de 1.500 objetos, de los cuales alrededor de 200 no estaban catalogados. Sus tamaños oscilaban entre los 15 y los 100 cm, y se ha llegado a detectar un objeto de tan sólo 1 cm de diámetro (Instituto de Astrofísica de Canarias, 2001).

 

El dato más alarmante es que dentro de toda esa basura espacial, se encuentran situadas “alrededor de 300 satélites”. Las últimas observaciones realizadas desde la OGS estiman que pueden existir más de 3.000 objetos con tamaños entre 15 y 100 cm.

 

Actualmente la limpieza de las órbitas es técnicamente y económicamente imposible; por ende la solución más factible es evitar y reducir la producción de basura espacial, de esta forma se podrá evitar las explosiones en el espacio y se intentará la reentrada controlada en la atmósfera terrestre de los satélites al final de sus vidas, sobre todo en las órbitas más pobladas.

 

Riesgos generados por la basura espacial

 

1. El peligro de la basura espacial para las comunicaciones terrestres: Expertos de Naciones Unidas y de la agencia espacial estadounidense NASA han alertado del creciente peligro de la chatarra espacial, incluso para la vida de los astronautas de la Estación Espacial Internacional.  Todo lo que sube al espacio al final se convierte en basura que a futuro representa un problema irreversible. 

 

2. Fragmentos peligrosos: Según Johnson, director del Programa de Objetos Próximos a la Tierra de la NASA, incluso los fragmentos menores son peligrosos por la velocidad de vértigo a la que se desplazan y porque resultan difíciles de localizar antes del impacto. "Esa basura es muy difícil de detectar y puede ser muy dañina, aunque sean fragmentos muy pequeños, porque se mueven a una velocidad de unos siete kilómetros por segundo".  

Incluso una sola colisión entre dos satélites o grandes trozos de chatarra puede generar miles de pequeñas piezas, cada una de ellas capaz de destruir otros artefactos espaciales. 

 

3. Astronautas amenazados: En los últimos años los astronautas de la Estación Espacial Internacional han tenido que buscar refugio en las naves Soyuz a causa del peligro de la cercanía de la chatarra espacial y por el riesgo que implica para el trabajo de los astronautas en el exterior de sus naves.

 

La generación de basura espacial fue dado y seguirá dándose continuamente, por lo cual se requiere reducir los errores producidos durante el lanzamiento de satélites y ver que estos tengan mayor ciclo de vida. Los fragmentos peligrosos representan un riesgo para los astronautas. Sin embargo es inevitable reducir este riesgo, una alternativa factible sería  la de informar a la población  acerca de los impactos generados por la basura espacial para que de esta forma los estados trabajen en elaborar satélites y cohetes con materiales degradables en el tiempo.

 

REFERENCIAS:

  • Instituto de Astrofísica de Canarias (2001). Basura espacial-Noticias astronómicas 

Páginas web consultadas:

  • http://www.ecologiaverde.com/contaminacion-espacial/
  • http://www.elmundo.es/elmundo/2013/06/29/ciencia/1372519746.html
  • http://www.iac.es/gabinete/oteide/ogs/ogs.html
  • http://www.iac.es/telescopes/ogs/sd.html
  • http://www.iac.es/telescopes/ogs/obs1.html
Nuestra Misión: Investigar, difundir y capacitar sobre temática ambiental actual a la sociedad en general, para promover la cultura ambiental.

¿Qué opinan sobre Natural Zone?

99.7% de nuestros clientes están satisfechos con el nivel de las capacitaciones.
Excelente emprendimiento de jóvenes profesionales sobre Medio Ambiente.
Cecilia Jauregui Gamarra
Cecilia Jauregui Gamarra CEO de Innovaplast
95.2% de nuestros clientes recomendarían a Natural Zone como empresa de capacitación específica en temática Ambiental.