Cuando se transportan hidrocarburos líquidos o gaseosos se deben seguir ciertas consideraciones desde el diseño, construcción, operación y abandono de los ductos, garantizando un control de calidad con la seguridad de construcción necesaria y cumpliendo los requisitos de medio ambiente, caso contrario se pueden generar impactos ambientales significativos que pueden convertirse en pasivos ambientales.


Los ductos hidrocarburíferos permiten el transporte de los mismos desde los centros de producción hasta los centros de refinación, plantas de almacenaje o utilización directa. (Bedoya & Zapata, 2003). Se consideran los medios más eficientes y económicos para el transporte de derivados del petróleo y gas, por lo que se componen de varios kilómetros, permitiendo generar un sistema integral de abastecimiento, de ahí su importancia.


Figura 1. Tuberías de transporte de hidrocarburos en Bolivia

figura 1.jpg

Fuente:http://www.ypfbtransporte.com


El abandono se realiza cuando ya no se necesita transportar hidrocarburo, cuando las condiciones de seguridad son críticas y comprometan el transporte o cuando se llegue al término de la vida útil de sus materiales (Bedoya & Zapata, 2003). Si se retiran los ductos se debe seguir la legislación respectiva y las medidas de salud, seguridad y medio ambiente desconectando el mismo de cualquier otro ducto que siga en operación, llenándolo con un fluido aprobado por la autoridad competente, sellarlo, vaciar los tanques de almacenaje, purgarlo de cualquier vapor peligroso y mantener su protección catódica(Gaceta Oficial de Bolivia, 1997). De lo contrario los impactos que pueden provocar los ductos abandonados son:


- Contaminación de aguas subterráneas y superficiales creando una película impermeable que impide el paso de luz solar y el intercambio gaseoso.
- Contaminación de suelo por derrames de tuberías corroídas, deteriorando su calidad.
- Contaminación del aire por emisiones de gases tóxicos como el metano.
- Contaminación visual del paisaje.
- Pérdida de fauna y cobertura vegetal.
- Problemas con la ciudadanía y las poblaciones afectadas.
- Riesgos de incendios y explosiones.


Para evitar estos impactos, se tienen tres opciones. La primera es el abandono efectuado adecuadamente, que es la disposición de las estructuras en el lugar donde fueron operadas, realizando mantenimiento y monitoreo periódico. Se propone efectuarlo en ductos no expuestos,cruces de carreteras, cruces de corriente de agua, sitios inestables, zonas angostas u otras con cruces de otras tuberías (Ministerio del Medio Ambiente de Colombia, 1998). El ducto puede permanecer en el sitio si se desaloja el líquido transportado, se aísla el suministro, se limpia, se tapona en sus extremos haciendo un sello efectivo y se inertiza. Al mismo tiempo, se debe realizar una recuperación, revegetación, adecuación y mantenimiento de las vías, logrando condiciones similares a las existentes en áreas adyacentes (SEGOB, Secretaria de la Gobernación México, 2016).


La segunda alternativa es el desmantelamiento, que implica la desarticulación física de las partes funcionales y no funcionales para diferentes fines. Se realiza generalmente cuando los ductos están expuestos, cuando no se encuentran en condiciones óptimas de operación o las propiedades metalmecánicas ya no cumplen los requisitos, por lo que dependiendo de sus condiciones pueden ser usados como repuesto o disponerse como chatarra (Bedoya & Zapata, 2003) . El procedimiento es el siguiente:


1.Revisión de la tubería para hacer un diagnóstico e inventario, verificar si contiene aditivos químicos para ver el manejo de aguas residuales, verificar si está presurizada y definir los sitios de acopio temporal y final.
2.Limpieza interna, con raspadores impulsados con aire o agua, manejo de residuos líquidos y/o sólidos.
3.Adecuación y diagnóstico de las vías de acceso para evaluar si es necesario el refuerzo o mejoramiento de las estructuras y vías que se usarán para el desmonte de las tuberías, establecimiento de la franja para la movilización de los equipos.
4.Desmontaje de la tubería, verificando despresurización, considerando medidas para evitar riesgos de explosión. Corte, izaje, embarcado y transporte con equipo adecuado.
5.Transporte a sitios de acopio, con las especificaciones de seguridad.
6.Reconformación y recuperación del área, retirando las obras provisionales, revegetando y rehabilitando áreas.


Figura 2. Desmantelamiento de ductos hidrocarburíferos

figura 2.jpg

Fuente: https://nrgibroker.com/es/regulacion-aplicable-a-la-construccion-y-operacion-de-ductos-terrestres-para-el-transporte-de-hidrocarburos-y-petroliferos/


En el caso de que fuera necesario el desmantelamiento de una tuberia enterrada, el procedimiento se detalla a continuación:


1.Localización de la tubería, dirección y profundidad.
2.Revisión y diagnóstico de la tubería, verificando que se haya desmontando el sistema de protección catódica.
3.Adecuación de las zonas de tránsito y trabajo dentro del derecho de vía.
4.Desmonte, retiro de árboles, arbustos, rocas y cercas en el área a intervenir, retiro de la capa orgánica para su posterior utilización, obras de geotecnia preliminar.
5.Excavación mecánica y manual.
6.Corte de la tubería, retirando el recubrimiento externo.
7.Izaje y cargue de tubería.
8.Transporte al sitio de acopio.
9.Tapado de la zanja.
10.Reconformación y recuperación del derecho de vía, revegetación (Ministerio del Medio Ambiente de Colombia, 1998).


Finalmente se tiene la reutilización, proceso por el cual el ducto sigue prestando algún servicio, ya sea en el sitio de operación previo o en otro diferente, generalmente aplica para construcciones y obras civiles asociadas a los ductos y equipos que se encuentren en buen estado.


En todos los casos, se debe contar con la autorización de la autoridad competente asegurando que la desactivación cuenta con un nivel de seguridad adecuado. Si en algún caso, se desactivara un ducto y se lo reactivara después, se deben verificar las condiciones del mismo antes de su reconexión (Gaceta Oficial de Bolivia, 1997).


Asimismo la empresa a cargo debe contar con un Plan de abandono, describiendo las condiciones geográficas presentes, las condiciones originales del ecosistema, un detalle de las instalaciones a ser abandonadas, acciones de descontaminación, restauración de áreas afectadas, reforestación, retiro de instalaciones y otras labores necesarias para abandonar el área, así como el programa de monitoreo y cronograma de ejecución (OSINERGMIN, Organismo Supervisor de la Inversión en energía y minería, 2009).


De igual manera, dentro de todo el proceso, es importante considerar a las comunidades del área de influencia, informando del abandono sobre todo si basaban parte o toda su economía en la infraestructura y operación de actividades petroleras relacionadas con esos ductos para así minimizar los impactos sociales (Bedoya & Zapata, 2003).


El efectuar una gestión eficiente de los ductos hidrocarburíferos en la etapa de abandono garantiza la protección del medio ambiente y evita la generación de pasivos ambientales, minimizando los costos de aplicación de medidas de remediación ambiental, cumpliendo a la vez con las disposiciones legales en vigencia e incluso evitando el deterioro de la imagen de la empresa transportadora de hidrocarburos.


Referencias.


Bedoya, J. C., & Zapata, C. (2003, diciembre). Guía pra las operaciones de abandono en la industria del petróleo y del gas. Retrieved from Gestión y Ambiente Volumen 6: http://bdigital.unal.edu.co/54984/1/Gest.%20y%20Amb.%20Vol.%20Vol.%20%206%20no.%20%202-51.pdf
Gaceta Oficial de Bolivia. (1997, julio 23). Decreto Supremo No 24721 del 23 de julio de 1997. Retrieved from Reglamento para el diseño, construcción, operación y abandono de ductos en Bolivia: museonoelkempff.org/sitio/ACC/Informacion/info/Normas/DS_24721.pdf
Ministerio del Medio Ambiente de Colombia. (1998, diciembre). Guía Ambiental para el Transporte de Hidrocarburos por ductos. Retrieved from Red Justicia Ambiental Colombia: https://redjusticiaambientalcolombia.files.wordpress.com/2012/10/guia-ambiental-para-el-transporte-de-hidrocarburos-por-ductos.pdf
OSINERGMIN, Organismo Supervisor de la Inversión en energía y minería. (2009, diciembre). Eliminación del mayor impacto ambiental de los campos petroleros. Retrieved from http://www.osinergmin.gob.pe/seccion/centro_documental/hidrocarburos/Publicaciones/Eliminacion_del_mayor_impacto_ambiental_de_la_Selva_Peruana.pdf
SEGOB, Secretaria de la Gobernación México. (2016, septiembre 15). Proyecto de norma oficial mexicana que establece las especificaciones de protección ambiental durante la construcción, mantenimiento mayor y abandono de sistemas de transporte y distribución de hidrocarburos. Retrieved from Diario Oficial de la Nación: http://www.dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5452732&fecha=15/09/2016

POR FAVOR RESPETA EL TRABAJO DEL AUTOR. Cita el artículo de acuerdo a la Norma ISO 690-2:
Chacón Flores, Natalia. (2018). Requisitos para prevenir impactos ambientales en la etapa de "abandono" de ductos hidrocarburíferos. [En Línea] 26 de septiembre de 2018. Disponible en Internet: http://www.natzone.org/index.php/component/content/article/14-frontpage-blog/prevencion-y-control-ambiental/445-requisitos-para-prevenir-impactos-ambientales-en-la-etapa-de-abandono-de-ductos-hidrocarburiferos?Itemid=101