Una evaluación de riesgo ambiental es una herramienta de la gestión ambiental que permite conocer el impacto, tanto ambiental como humano, de una actividad de origen antropogénico para organizarlos y jerarquizarlos, evaluar la situación y, posteriormente, tomar decisiones sobre estos.

 Para poder entender a mayor profundidad, es necesario aclarar terminología que se usará en el transcurso del artículo. De acuerdo al Royal Society, en 1992, se define como:

 

  • Riesgo es la probabilidad de que, bajo ciertas condiciones de exposición, un peligro cause daños al ser humano y los componentes del medio ambiente.
  • Peligro es el potencial de un agente de causar daño.
  • Exposición es la probabilidad, frecuencia y nivel de contacto con el agente. 

 

A partir de estos conceptos, un riesgo ambiental es el resultado de la ocurrencia de un escenario que resulte en consecuencias negativas sobre el entorno humano, natural y socioeconómico (Asociación Española para la Calidad, s.f.).

 

Parte de la gestión ambiental, la Evaluación de Riesgo Ambiental (ERA) es una herramienta de recopilación de información. Permite determinar el impacto ambiental de una actividad humana determinada facilitando la toma de decisiones, considerando que, como cualquier evaluación de riesgo, siempre conlleva incertidumbre.

 

Los pasos para realizar un ERA son (García-Alonso, M., s.f.):

 

1. Formulación del problema

 

Al ser el primer paso, es considerado el más relevante. Es asociado a las acciones que se llevan a cabo en la actividad, además del equipo utilizado para completar estas tareas. 


Figura 1. Identificación del problema 

 

ERA2


Fuente: (García-Alonso, M., s.f.)


Las metas de protección son esenciales para facilitar la toma de decisiones finales. Generalmente cubren a una variedad de aspectos, entre los que se encuentran, por ejemplo, la protección de la salud humana, una producción agrícola sostenible y el resguardo de la biodiversidad, entre otros.


La recopilación de datos y la caracterización del riesgo deben considerar que la información disponible debe ser diferente para cada situación, dependiendo del contexto, siendo intrínseca de estos. 


La caracterización generalmente usa parámetros cualitativos, considerando la probabilidad de que un daño ocurra y de sus consecuencias, variando las primeras desde muy altas a muy bajas y las segundas desde marginales (efectos mínimos) hasta mayores (efectos de alto alcance e irreversibles) (PDCA, s.f.)

 

2. Análisis


Comprende la caracterización del peligro, de la exposición y de los efectos. Busca encontrar relación entre los factores causantes del problema y los efectos sobre un sistema (natural o humano), de acuerdo a las características del mismo. 


3. Evaluación del riesgo


En esta etapa se evalúan las rutas de exposición al problema, para así conocer cómo llega a una determinada población. 


Se concluye con los resultados del estudio, válidos para la toma de decisiones posterior.

 

 

Es importante, como cualquier investigación, poder respaldar la información obtenida con la legislación relevante para la actividad inicial específica, apoyada por estudios y métodos validados. El resultado debe ser verificable y ordenado de manera lógica.


Se pueden evaluar diversos campos y actividades humanas, como, por ejemplo, en plantas químicas.


Formulación del problema:

 

  • Es necesario inicialmente poder determinar la legislación aplicable a la temática y describir el proceso productivo que se lleva a cabo, como parte de la situación actual.
  • Se detallan los equipos principales, sus funciones y características de funcionamiento, además de los sistemas auxiliares (agua, electricidad, etc.).

 

Análisis y evaluación del riesgo:

 

  • Se especifican las medidas de prevención, contención y extinción para evitar accidentes. De existir algún daño, deben determinarse los recursos naturales potencialmente afectados.
  • Se identifican en cada zona de la instalación las fuentes de peligro como factores iniciadores, las causas y los elementos condicionantes como potenciadores o atenuantes del daño.
  • Con esto, se cuantifica el daño ambiental y se evalúa la extensión y la intensidad del daño.

 

Referencias

 

Arrieta, J.; Luján, M., 2007. Caracterización de la generación y evaluación de riesgos de las pilas y baterías en desuso en la Ciudad de Cochabamba. [En línea]. [Citado el: 04 de julio de 2017] http://www.scielo.org.bo/pdf/ran/v3n4/v3n4a02.pdf.

 

Asociación Española para la Calidad (AEC), s.f.. Análisis y evaluación de riegos. [En línea]. [Citado el: 04 de julio de 2017] https://www.aec.es/web/guest/centro-conocimiento/evaluacion-de-riesgos-ambientales.

 

De La Calle, Miguel Ángel, 2007. Evaluación de riesgos ambientales. [En línea]. [Citado el: 03 de julio de 2017] http://www.cma.gva.es/comunes_asp/documentos/agenda/cas/Miguel%20%C1ngel%20de%20la%20Calle.pdf.

 

García-Alonso, M., s.f.. Evaluación de riesgo ambiental (ERA): la importancia del contexto. [En línea]. [Citado el: 04 de julio de 2017] http://cera-gmc.org/docs/colombia_2011/monica_garcia.pdf.

 

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, 2015. Análisis de Riesgos Medioambientales. [En línea]. [Citado el: 04 de julio de 2017] http://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/temas/responsabilidad-mediambiental/armindivudual_web_tcm7-400987.pdf

 

PDCA, s.f.. Gestión de riesgos: ¿Cómo hacer una evaluación de riesgos? ¿Cómo buscar soluciones?. [En línea]. [Citado el: 04 de julio de 2017] http://www.pdcahome.com/8293/gestion-de-riesgos-por-que-debemos-gestionar-los-riesgos/

 

Reglamentos - Decreto Supremo Nº 24176, 1995. Anexo 1: Reglamento General de Gestión Ambiental. [Digital]. [Citado el: 03 de julio de 2017].

 

The Royal Society, 1992. Evaluación de riesgos ambientales. [En línea]. [Citado el: 03 de julio de 2017] https://royalsociety.org/topics-policy/publications/1992/risk/.

 

YPFB, s.f.. Análisis y evaluación de riegos. [En línea] 2007. [Citado el: 04 de julio de 2017] http://www.ypfbtransierra.com.bo/es/pdf/eeia/analisiseval.PDF.