Natural Zone
Reintegrándote con nuestro Ambiente. Reintegrándote con nuestro Ambiente.
Comienza a Explorar
Seguidores
Personas Capacitadas
Actividades
Lecturas Diarias

Entre las distintas técnicas de biorremediación, se encuentran la fitorremediación la cual es utilizada de manera amplia para el tratamiento de diferentes contaminantes. En Bolivia todavía no son considerados estos procesos de tratamiento ya que todavía no se manejan gestiones de tratamiento de los vertidos y emisiones de contaminantes en el medio ambiente.


¿Qué es la fitorremediación?

 

La fitorremediación es el uso de plantas para mitigar o recuperar suelos y cuerpos de agua contaminados, es una tecnología in situ (en el lugar) no destructiva y de bajo costo y está basada en la estimulación de microorganismos degradadores. (Merkl et al., 2004). En otras palabras, es el uso de plantas, con sus microorganismos o enzimas asociadas, junto con la aplicación de técnicas agronómicas para degradar, retener o reducir a niveles inofensivos los contaminantes ambientales a través de procesos que logran recuperar la matriz o estabilizar al contaminante. Dentro de las técnicas de restauración de suelos afectados por la contaminación, la fitorremediación ha adquirido auge por ser un procedimiento pasivo, estéticamente agradable, útil para remediar simultáneamente una gran variedad de contaminantes (Frick et al., 1999).

 

La técnica de utilizar plantas para limpiar suelos o cuerpos de agua contaminados no es nueva, desde hace 300 años las plantas fueron propuestas para el uso en el tratamiento de aguas residuales. En la ex Unión Soviética, por los años sesenta, se iniciaron con los primeros estudios utilizando plantas para restaurar suelos contaminados con radionucleótidos. También se utilizó plantas acuáticas para la descontaminación de cuerpos de agua con altas concentraciones de mercurio, plomo, cobre, hierro, cadmio, Zinc, Arsénico, Titanio y muchos otros. Dependiendo de la especie vegetal, también pueden ser utilizadas para la descontaminación de suelos con distintas sustancias y elementos inorgánicos.

 

Imagen 1. Elementos absorbibles

 

Fuente Florentina Lumelli 2010

(Fuente: Florentina Lumelli, 2010)


La remediación de la acumulación de metales pesados en suelos utilizando plantas, es también ampliamente reconocida (Ernst, 2000). Se la aplica en suelos contaminados con elementos o compuestos inorgánicos, incluye, básicamente, cinco mecanismos, la fitoestabilización, la fitoestimulación, la fitoextracción o fitoacumulación, la fitovolatilización y la fitodegradación:

                                    Imagen 2. Mecanismos de la fitorremediación

masscience 2017
           (Fuente: MasScience, 2017)


Las raíces de las plantas juegan un papel fundamental para la fitorremediación, ya que son la principal área de contacto entre la planta y el contaminante. Es en este punto donde se estimula a la planta para que capture el contaminante y se “estabilice” en las raíces de la planta. En esencia, todas las plantas tienen diferentes potenciales de absorber una amplia gama de metales o contaminantes que se encuentran en el suelo, y existen algunas que tienen una alta tolerancia hacia estos contaminantes, absorbiéndolos en altas proporciones, estas plantas se denominan hiperacumuladoras. Fueron las plantas de las familias Brasssicaceae y Fabaceae las que dieron la pauta para descubrir estas propiedades “hiperacumuladoras” que son muy útiles para descontaminar zonas afectadas por metales o contaminantes.

 

Recomendaciones para la Fitorremediación

 

Algunas especies recomendadas para este tratamiento son la Thlaspi caerulescens, la cual es hiperacumuladora de Zn, en la familia Asteraceae mostraron buenas tolerancias a concentraciones de plomo las especies Sonchus oleraceus (Xiong, 1997), la especie Thlaspi caurulencens en suelos contaminados con zinc y cadmio (Lombi et al., 2001), El girasol (Helianthus annuus L.) puede absrober metales pesados en gran cantidad acumulándolas en sus, por lo que se considera una planta hiperacumuladora favorable en la fitoextracción de Cd, Zn, Pb y elementos radiactivos (Christie et al., 2004).

 

Para comenzar a utilizar un proceso de fitorremediación de un suelo es necesario conocer las características físicas, geológicas y químicas del mismo, luego determinar el origen del contaminante para poder elegir una o varias especies que se adapten a las condiciones del suelo a descontaminar.

 

Tomar acciones preventivas sobre el suelo para evitar la dispersión eólica del contaminante hacia otras áreas. El tiempo que las plantas actúan sobre el lugar es variable y se debe monitorear los niveles de contaminación asimilada en las plantas, esto mediante toma de muestra de las hojas, raíces o tallos que deberán ser llevados a laboratorio para ser analizados por distintas técnicas o equipos como el espectofotometro.

 

La disposición final de las plantas que lograron acumular grandes cantidades de contaminante, generalmente se las confina o se las emplea en tratamientos para la recuperación de algunos metales o sustancias para reutilizarlas posteriormente.

 

En conclusión, la gran variedad de especies vegetales que existen en el planeta aun no son identificadas para procesos de remediación y remoción de contaminantes. Uno de los contaminantes que figura como consecuencia de muchas actividades antropogénicas es el zinc. La implementación de procesos de fitoremediacion, en nuestro país, sería un buen comienzo ejemplar de utilizar medios no convencionales de tratamiento de contaminantes no solo en aguas sino también en suelos.

 

Una de las mayores problemáticas en nuestro país es la gestión ambiental minera, es por eso que en la metalurgia de metales preciosos se producen desechos tóxicos de minería que afectan los medios ambientales como el zinc, plomo y plata, los cuales pueden ser tratados efectivamente con técnicas de fitorremediación y conseguir asi buenos resultados de descontaminación.

 

REFERENCIAS

 

Becerril Soto, José María, et al. (2007). “Especies nativas de suelos contaminados por metales: aspectos ecofisiológicos y su uso en fitorremediación”. EEAT: España.

Nuñez, R. A., Vong, Y. M., Borgues, R.O. (2004). Fundamentos y Aplicaciones de la Fitorremediación. Disponible en: http://www.revistaciencia.amc.edu.mx/images/revista/55_3/Fitorremediacion.pdf

Aviñó, J. P., Aguilar- Alonso, I., LópezMoya, J. R. (2007). Aspectos bioquímicos y genéticos de la tolerancia y acumulación de metales pesados en plantas. Ecosistemas. 16: 10-25.

Delgadillo, A. E., Gonzales, C. A., Prieto, F., Villagomez, J. R., Acevedo, O. (2011). Fitorremediacion: Una Alternativa Para Eliminar La Contaminacion. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-04622011000200002

Viñas, M. (2005). Biorremediación de suelos contaminados con hidrocarburos: caracterización, microbiología, química y ecotoxicológica. Facultad de biología. Universidad de Barcelona.

PAGINAS CONSULTADAS
http://www.cricyt.edu.ar/enciclopedia/terminos/MetalesPes.htm

Nuestra Misión: Investigar, difundir y capacitar sobre temática ambiental actual a la sociedad en general, para promover la cultura ambiental.

¿Qué opinan sobre Natural Zone?

99.7% de nuestros clientes están satisfechos con el nivel de las capacitaciones.
Excelente emprendimiento de jóvenes profesionales sobre Medio Ambiente.
Cecilia Jauregui Gamarra
Cecilia Jauregui Gamarra CEO de Innovaplast
95.2% de nuestros clientes recomendarían a Natural Zone como empresa de capacitación específica en temática Ambiental.
Investigación
Investigación
Difusión
Difusión
Capacitación
Capacitación