Av. Arce, Edificio Priscila #2871, Mezzanine Oficina 9 +591 67077883 info@natzone.org
Slider
Miércoles, 12 Octubre 2016 14:53

Análisis de la situación actual de los camélidos en Bolivia Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Los camélidos del altiplano, las dos especies domésticas: llama y alpaca, y las dos especies silvestres: vicuña y guanaco, cumplen funciones muy importantes en su medio ambiente, principalmente en la preservación de la vegetación altiplánica. Sin embargo, estas especies fueron desplazadas por la crianza de ganado vacuno y ovino, los cuales tienen impactos negativos en la cobertura vegetal del altiplano por el sobrepastoreo y la forma de alimentarse.

 

Los habitantes primitivos del altiplano, hace más de 5.000 años, iniciaron la domesticación de los camélidos, los cuales alcanzaron su mayor desarrollo durante las épocas del imperio Inca y el de Tiahuanaco (Cardozo, 1985). Posteriormente, con la invasión y colonización de los españoles, la población de los camélidos casi fue exterminada. Dado que, los españoles no querían consumir la carne de los camélidos, trajeron sus propios animales, principalmente vacas, ovejas, caballos y cerdos, por lo que los pocos ejemplares de camélidos que quedaron, fueron desterrados a las áreas marginales del altiplano.

 

De acuerdo a Campero (2005) en el año 2003, en Bolivia existían 2.622.310 llamas, 3.026.087 alpacas, 141.319 vicuñas y 1.600 guanacos. La reducción de las poblaciones de camélidos fue bastante obvia, ya que para el año 2005, la FAO afirmaba que en el Altiplano existían 2,8 millones de camélidos, de los cuales 2,3 millones eran llamas y 0,5 millones alpacas.

 

Del mismo modo, en una publicación de SENASAG para el año 2012 se tenía que la población de camélidos era la siguiente:

 

Tabla 1: Distribución de camélidos en Bolivia

Camelidos 0

                                                                                                      Fuente: SENASAG, 2012

En Bolivia, a partir de los años noventa se fueron ejecutando diferentes medidas de apoyo relacionadas a los camélidos. Muchos de estos proyectos tenían un enfoque integral como cadena productiva en su conjunto, por ejemplo, es el caso del proyecto de “Manejo Integral y Sostenible de Llamas - MIS Llamas”, implementado en Oruro, Potosí, La Paz y Cochabamba, el cual trabajó en el eslabón de producción primaria, enfatizando el manejo ganadero, y en los eslabones de transformación y comercialización de tres rubros: la carne, el cuero y la fibra. Este proyecto permitió reducir la mortalidad de las crías al nacer y mejorar la salud de los animales, mediante la capacitación de peritos veterinarios (Ponce, 2012).

 

En la familia Camelidae se tiene 4 especies principales, dos formas domésticas como son la llama (Lama glama) y a la alpaca (Lama pacos), y dos formas silvestres como son la vicuña (Lama vicugna) y el guanaco (Lama guanicoe). En el año 2003, el guanaco fue listado como “Especie Extinta”, recientemente se ha reportado observaciones de algunos individuos de esta especie en Potosí y Chuquisaca. De modo que el Libro Rojo de la Fauna Silvestre de Vertebrados de Bolivia lo categorizó como “En Peligro Crítico” el año 2009.

 

Además de ser animales de carga, los camélidos pueden ofrecer diferentes productos como la carne (carne fresca y charque), el cuero y la fibra, los cuales tienen una gran aceptación en el mercado internacional más que en el mercado nacional. La carne de llama se caracteriza por tener un alto contenido de proteína con una mínima cantidad de grasa y colesterol. En el caso de la fibra de llama, no se ha tenido mucho desarrollo de esta fibra con valor comercial, por lo que la llama se ha convertido en un productor de carne. Sin embargo, en el caso de la alpaca, la fibra ha sido mucho más comercializada tanto en Perú como en Bolivia. El cuero de los camélidos es destinado a la marroquinería, confección y zapatería (Campero, 2005).

 

Importancia para el Altiplano

 

Los camélidos tienen un patrón de comportamiento de pastoreo diferente a las demás (ganado vacuno y ovino).

 

  • Presenta características especiales como la pequeñez de las patas, las cuales tienen una almohadilla plantar que sostiene su cuerpo ágil y liviano de una forma balanceada, lo cual permite que las praderas naturas no sufran deterioro por el pisoteo.
  • Por otro lado, la colecta que realizan de los pastos, no lo hacen arrancando la vegetación como las ovejas, las vacas y las cabras, sino que realizan un corte de los pastos lo que permite que la vegetación se conserve. El corte que llevan a cabo los camélidos, también evita que los suelos pierdan agua y se erosionen, de modo que la cobertura vegetal no se pierde.
  • De acuerdo a Cardozo (1985), el altiplano se constituía como una pradera en la zona de los lagos Ballivián y Minchín (lagos actualmente desaparecidos) a finales del Terciario, con áreas forestales en Corque, Sajama y Corocoro. Esta vegetación cubría y protegía los suelos, evitando la erosión, sin embargo, con la introducción de la oveja y la vaca durante la colonización española y el consiguiente sobrepastoreo de las mismas, y la tala excesiva de la vegetación arbórea, hicieron que el altiplano terminara como un área desertificada con poca vegetación disponible para el pastoreo de los camélidos.
  • Los camélidos consumen una menor cantidad de pastos, en comparación con las ovejas, ya que tienen un sistema digestivo que permite extraer la mayor cantidad de nutrientes de las pasturas.

 

Los camélidos sudamericanos tienen una gran importancia respecto a la conservación de las praderas naturales del altiplano, ya que no quitan la cobertura vegetal desde las raíces, ni se alimentan de las plántulas como lo hacen las vacas y las ovejas, sino más bien, realizan un corte que permite que la vegetación vuelva a crecer.

 

La crianza de los camélidos y un adecuado manejo van directamente relacionadas a la educación, ya que muchas personas en el altiplano consideran que el ganado vacuno y ovino son especies que han existido en Sudamérica desde siempre, por lo que les dan mayor importancia, subestimando a los camélidos.

 

REFERENCIAS:

 

Campero, F. (2005). Situación actual de los camélidos sudamericanos en Bolivia. FAO, La Paz, Bolivia

Cardozo, A. (1985). Crianza y Producción de Camélidos en Bolivia. La Paz, Bolivia

Marañon, M. & Mariscal, J. (2011). Investigación participativa en gestión territorial indígena originaria y campesina. Cochabamba: AGRUCO

Mercado, I. & Miralles, J. (1991). Mamíferos. Pp 293 – 343. En: Eduardo Forno, Mario Baudoin. Historia Natural de un Valle en Los Andes, La Paz. Primera Edición. Instituto de Ecología – UMSA, La Paz, Bolivia. 559 p.

Moya, I.; Aliaga – Rossel, E.; Rico, A.; Galeón, R. & Salazar – Bravo, J. (2015). Los mamíferos del Valle de La Paz. Pp 671 – 722. En: M. Isabel Moya, Rosa Isela Meneses & Jaime Sarmiento. Historia Natural de un valle en Los Andes: La Paz. Segunda Edición. Museo Nacional de Historia Natural, La Paz, Bolivia. 801 p.

Ponce, N. (2012). Manejo Integral y Sostenible de Llamas – MIS Llamas. PCI Bolivia, La Paz, Bolivia

Tarifa, T. & Aguirre, L. (2009). Lama guanicoe, 1776. Pp 471 – 473. En: Luis F. Aguirre, Rodrigo Aguayo, José Balderrama, Claudia Cortez & Teresa Tarifa. Libro rojo de la fauna silvestre de vertebrados de Bolivia. Ministerio de Medio Ambiente y Agua, La Paz, Bolivia. 571 p.

Avances en Medicina Veterinaria. (1991). Características biológicas y productivas de los camélidos sudamericanos. Disponible en:  http://web.uchile.cl/vignette/avancesveterinaria/CDA/avan_vet_simple/0,1423,SCID%253D10000%2526ISID%253D473%2526PRT%253D9975,00.html 

SENASAG. (2012). Población de Camélidos. Disponible en: http://www.senasag.gob.bo/vigilanciayprogramas/programassanitarios/prosaca/distribucion-de-camelidos-en-bolivia.html

Visto 1435 veces Modificado por última vez en Lunes, 31 Diciembre 2018 02:13

Lo último de Natalie Andrea Garcia Berdeja

❖ Buscar Contenido

❖ Mi Cuenta

❖ Recomendado

title370168954.png

MINIBANNER-NATZONE.png

Nos dedicamos a Investigar, Difundir y Capacitar a la sociedad en general para promover la Cultura Ambiental.

Todos los derechos reservados.

© 2017 - 2019 Natural Zone - Bolivia

 

  Dirección: Av. Arce, Edificio Priscila #2871, Mezzanine, Ofi 9.
Google MAPS


  Horarios de Antención: Lunes a Viernes 9:30 am. a 5:30 pm.


  Whatsapp: +591 67077883

APOYA LA INVESTIGACIÓN AMBIENTAL BOLIVIANA


Puedes realizar tu aporte mediante PAYPAL para las actividades de Ciencia Ciudadana Bolivia.