Imprimir esta página
Lunes, 08 Agosto 2016 16:29

Gente de las aguas y hombres de los lagos: el pueblo Iruhito Urus Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Este pueblo milenario, que forma parte del estado boliviano lucha a diario para revertir su extinción étnica y linguística.

El pueblo Iruhito Urus vive en la comunidad del mismo nombre, que se encuentra localizada en la región andina y altiplánica de Bolivia, entre las cordilleras Occidental y Oriental. Específicamente, se establece en la región ecológica altiplano semi-húmedo y presenta una temperatura media anual de 8,5ºC, que corresponde a Jesús de Machaca, de la Provincia Ingavi, del departamento de La Paz.



De acuerdo a revisión bibliográfica, la historia cuenta que antiguamente vivían en la isla "Simiñaka" en el río Desaguadero, con el pasar del tiempo el caudal del río se incrementó hasta casi hacer perder la isla. Por tal situación, un grupo decidió partir hacia el lado Este en balsas de totora fabricados por ellos, estableciéndose así en un lugar llamado "Tanaqontu". Construyeron sus casas de totora, se alimentaban de pescados y aves silvestres. No obstante, la crecida del rio pone en riesgo sus vidas obligándoles a trasladarse esta vez, en dirección sur, ubicandose finalmente en un lugar elevado denominado "Iruhito Yanapata". Actualmente viven tratando de conservar su propia cultura, pese al conflicto con sus vecinos aymaras, quienes gradualmente los despojan de sus tierras e imponen su cultura y lengua de manera paultina.

En nuestros días, Iruhito Urus posee una escuela multigrado con educación regular para la población infantil. Para cursos superiores los estudiantes se trasladan a las escuelas cercanas que funcionan como internado, para poder regresar los fines de semana a su comunidad. Además, en la comunidad no se cuenta con ningún tipo de servicio de salud formal, ya que las personas al contraer o presentar enfermedades recurren a la medicina tradicional. En casos graves acuden al hospital de Qurpa.

Desde la gestión 2005 se cuenta con energía eléctrica; antes las familias recurrían a las velas, mecheros y lámparas de gas. Es difícil para ellos pagar por el servicio ya que no cuentan con excedentes para acumular dinero en efectivo puesto que su subsistencia es exclusivamente de la pesca y caza. En la gestión 2014 los recursos de las entidades gubernamentales sectoriales permitieron el funcionamiento de un sistema de agua potable (siendo la fuene principal un pozo del que se extrae y distribuye el elemento a las familias).

 

Para acceder a la comunidad, se cuenta con la carretera troncal La Paz - Desaguadero (atravesando la comunidad de Qhasa y cruce Yaweiqurawa). También se puede ingresar por transporte pluvial, a traves de botes/barcos desde cualquier lugar del río Desaguadero y del lago Titicaca. Sin embargo este medio de transporte es poco usado por el tiempo y costo que implica en relación al transporte terrestre.

 

 

Por herencia tienen habilidades en la navegación, expertos para la pesca, caza y recolección de huevos; y especializados en el uso de recursos lacustres. Su vida y modo de ser, está ligado de manera estrecha al agua de los lagos y los ríos; imposibilitándoles ser agricultores y pastores, tal como quisieron los incas y los españoles. Esto conllevó a que se refieran a ellos con adjetivos negativos.

 

Pese a ello, en nuestros días, desarrollan actividades relativas al cultivo agrícola y pastoreo. Así también, de acuerdo a reseñas verbales, indican que el territorio que les pertenecía era mayor al que actualmente contempla, por los enfrentamientos que tuvieron con las comunidades aymaras aledañas.

El río Desaguadero es el principal recurso hídrico al que tienen acceso, además de ser el elemento sustancial de su identidad cultural y forma de vida. como una peculiaridad sustantiva de su identidad étnica y cultural, se autodefinen como “Qhas  suñi  qut  suñi”;  es  decir, “Gentes del  agua  y  hombres  de  los  lagos”. Es necesario destacar que los Iruhito Urusm han desarrollado conocimientos que les permite mantenerse como población y cultura desde hace miles de años; ya que estos saberes responden a un contexto económico, sociocultural, polítuco específicos, como también su dinámica comunitaria y familiar, muy ligada a su hábitat y sistema productivo.

 

Como consecuencia del proceso de intraculturalidad por el que están atravesando, tienen la convicción colectiva de recuperar su lengua ancestral, la vestimenta propia y típica, la artquitectura de sus viviendas (qhuya), pero sobretodo, la tierra y territorio que les despojaron a lo largo de la historia.

 

REFERENCIAS:

 

Invitamos a revisar con mayor detenimiento el siguiente documento: "Los Iruhito Urus en Bolivia". Disponible en: http://bvirtual.proeibandes.org/bvirtual/docs/f_urus_bolivia_.pdf

Visto 711 veces Modificado por última vez en Lunes, 31 Diciembre 2018 02:22